La Jungla

Este cinturón de cuchillos te hará una ensalada mientras decapita al vecino

En la Jungla. Un youtuber británico, conocido por sus inventos locos, ha construido un cinturón con ocho cuchillos capaz de rotar 1000 veces por minuto.

Antes, ser un científico loco te convertía en el malo de una novela gótica o de una película de terror. Hoy, te convierte en una estrella de YouTube, y quizá Colin Furze es el ejemplo más claro y paradigmático. Este británico tiene una larga lista de inventos locos en su historial youtubesco, pero quizá el más estrambótico es este último: un cinturón de cuchillos.

Como viene siendo habitual en este youtuber, no ha dejado que su idea loca se quede en la seguridad (¿seguridad?) de su cabeza y ante esta brillante idea ha corrido a su taller para hacerla realidad. El artilugio armado con ocho cuchillos de cocina -que podría ser el arma de uno de los sicarios de Skelletor en Los Masters del Universo- es capaz de funcionar a 1000 revoluciones por minuto y, como se puede ver en el vídeo, tal vez no es la mejor manera de cortar un pepinillo para una ensalada debido a que la velocidad que alcanza tiene la tendencia de lanzar los restos de ensalada lejos del plato.

Y evidentemente, no han podido evitar probarlo con una muñeca hinchable...

Sin duda, a Ariana Grande le hubiera venido bien uno de estos.

Furze es famoso por ser la mente brillante detrás de la Bici-Jet, un vistoso artilugio que básicamente consiste en una bicicleta con un motor de propano capaz de superar fácilmente los 80 kilómetros por hora. 

Quizá hubiera sido mejor ponerse casco.

Pero no solo eso, también ha creado otras maravillas como esta moto flotante:

Las cuchillas de Lobezno:

O incluso la maldita armadura de Iron-Man:

También ha hecho algunas modificaciones en vehículos de movilidad para convertirlos en los típicos artilugios que amargaban el día al Inspector Gadget:

Solo esperemos que no se le ocurra juntar este invento con el que le valió un Récord Guiness: el del vehículo de movilidad reducida más rápido del mundo:

Todo muy normal.