E.E.

La Jungla

"Lo conocí en Tinder": ya se liga más por Internet que en un bar

En La Jungla. Que la forma de ligar ha cambiado es algo obvio, pero quizás los datos que lo avalan todavía tengan la capacidad de sorprendernos. 

A nadie se le escapa que la forma de conocer a gente nueva ha cambiado radicalmente. Si antes no te librabas de pasar por el duro ritual de acercamiento a la persona que te gustaba del trabajo, el gimnasio o la biblioteca, ahora todo puede resolverse pasando su foto para el lado correcto.

The Economist ha publicado un artículo este sábado en el que se hacen eco de un buen número de estudios que ponen cifras a lo que todos sospechábamos: las parejas que se conocen a través de la Red son una tendencia consolidada. En Estados Unidos las webs y aplicaciones de citas conforman una sexta parte de los primeros encuentros que acaban en el altar.

Según los datos que se manejan en el artículo, todos ellos referidos a la sociedad estadounidense, en 2010 Internet ya había superado a las iglesias, los vecindarios, las aulas y las oficinas como punto de ligoteo; pero es que ahora, si hablamos de relaciones homosexuales, supone el inicio del 70 % de ellas.

The Economist

Del teclado al móvil: 23 años de cambios

En 1995 match.com se empezó a convertir en un recurso habitual entre homosexuales y aficionados a la tecnología, para después popularizarse entre todo tipo de personas, sobre todo entre aquellas que habían roto con su pareja. Durante esa época ya empezaba a ser menos extraño saber que dos personas se habían conocido por Internet, pero fue en la década de 2010 cuando la tecnología brindó el gran salto.

Tinder irrumpe en 2013 para mostrarnos a potenciales parejas que están cerca de nosotros como si fuese un catálogo del supermercado cuyos productos podemos pasar de largo o aceptar dependiendo del lado al que deslicemos su fotografía. Y todo eso metido en nuestro bolsillo, en nuestro móvil. ¿Un tiempo muerto en el bus? Voy a activar Tinder a ver qué se cuece. Magistral.

Subraya The Economist que Match Group, el grupo de empresas que gestiona la famosa aplicación de citas, ha obtenido unos ingresos de 1,3 billones de dólares el pasado año 2017, de modo que el amor o, más bien la democratización de las relaciones sexuales sin compromisos, es un gran negocio.

Eso no es serio

Podríamos pensar que conocerse online pierde romanticismo y es flor de un día, pero los datos vienen de nuevo a quitarnos la razón. Investigadores de las universidades de Harvard y de Chicago publicaron un estudio en 2013 que demostraba que los matrimonios surgidos de Internet tenían menos posibilidades de terminar en fracaso y suelen ser más satisfactorios para ambos.

La Universidad de Stanford también comprobó que las parejas surgidas de web o aplicaciones tienen una relación de calidad "ligeramente mayor que aquellos que se conocieron fuera y tenían menos probabilidades de haberse separado después de un año de matrimonio".

Las prefieren jóvenes y asiáticas                          

El pasado 8 de agosto Elizabeth Bruch y Mark Newman, de la Universidad de Michigan, publicaban en Science Advances los resultados de su investigación después de analizar los datos de mensajería de una de las aplicaciones de citas más conocidas, cuyo nombre no ha trascendido.

The Economist

Han averiguado que el deseo hacia las mujeres comienza alto a los 18 años y luego disminuye "drásticamente" con la edad. En los hombres aumenta con los años y llega a su top en los 50. Además, han constatado que los usuarios de todas las razas consideran a las asiáticas las más atractivas y a los hombres negros más deseables que a las mujeres negras. ¿Tendrá algo que ver el porno en todo esto?