La Jungla

Se fuga y explica todo su plan en Instagram para burlarse de la Policía

En la Jungla. Un criminal evade la vigilancia policial y consigue salir del país sin problemas, mofándose después de las autoridades al explicar su plan de fuga en redes sociales.  

Sam Walker es un prófugo de la justicia que cuenta en su haber con más de un centenar de condenas y ha logrado dar esquinazo a la policía británica a finales de este pasado mes de mayo para huir a Sierra Leona. Acusado de tráfico de drogas y otros delitos, este hombre de 34 años ha querido mofarse de las autoridades publicando un vídeo en sus redes sociales titulado Cómo salir del Reino Unido cuando estás buscado por la justicia.

Walker usó aviones privados y subió a un barco para llegar al continente africano, donde asegura que está realizado labores humanitarias, cuyas imágenes también comparte en sus redes sociales. Así, nada más aterrizar en Freetown, se le ve sonriendo a la cámara y diciéndole a los agentes: "Más suerte tratando de atraparme cuando salga del país la próxima vez, Policía de Merseyside".

El criminal debía comparecer ante el tribunal de Chester, informa el Daily Mail, por un delito relacionado con la seguridad vial. Al no presentarse se emitió una orden de arresto, pero Walker ya estaba camino de la libertad. Tomó un jet privado a Bélgica, de ahí voló a Barcelona y después fue en barco hasta Marruecos. Otra travesía le llevó a costear el continente y después a conducir hasta la capital, a donde llegó el 27 de mayo. 

Tres sencillos pasos

Walker explica en el vídeo que el primer paso sería alquilar un avión privado para salir de Reino Unido, el segundo es "integrarte cuando estés fuera del país" y el tercero saltar en barco hasta Marruecos:

El abuelo de Walker nació en Sierra Leona y de ahí el interés del hombre en volver a la patria familiar para llevar un contenedor con juguetes, ropa y víveres. "Tenía que cumplir con la gente de los barrios marginales. Cuando me atrapen pasaré seis meses en la cárcel, no más, así que el tribunal podía esperar", explica. 

Walker ya ha estado entre rejas por vender drogas y poseer dinero falso. También ha sido denunciado por amenazas. Ahora parece que con su labor social quiere enmendar su comportamiento. La Policía sigue sus pasos y dice estar revisando sus publicaciones en redes sociales, pero por el momento no pueden hacer nada más.