Mark Rober realizó un en curioso experimento valiéndose de 200 carteras.

Mark Rober realizó un en curioso experimento valiéndose de 200 carteras.

La Jungla

El experimento de este youtuber demuestra que somos muy legales

En la Jungla. Un youtuber ha dejado 200 carteras repartidas por varias ciudades para comprobar si la gente las devolvía y el resultado del experimento es alentador. 

Cuando encontramos una cartera perdida por la calle se nos presenta el dilema: ¿voy a la comisaría más cercana y la devuelvo -como sé que sería correcto proceder-, o me quedo con la pasta y no miro atrás? En la otra cara de la moneda, cuando sucede al revés y eres tú el que pierde la cartera, juras en arameo si no aparece nunca más.

El youtuber Mark Rober se ha propuesto comprobar cuál de los dos comportamientos es más común. El de aquellos que devuelven los efectos personales o el de esos otros que se los quedan con total normalidad. Bajo esta premisa, ha puesto en marcha un original experimento que compartió con sus más de tres millones de seguidores. 

El propio Rober perdió la cartera y comprobó en sus propias carnes la impotencia de despedirse del dinero y lo tedioso de dar de baja las tarjetas y pedir nuevas identificaciones. Así que quiso saber cuánta gente se tomaría la molestia de devolver una billetera incluso con el dinero dentro. 

200 carteras en 20 ciudades

Rober preparó 200 billeteras en las que había lo siguiente: seis dólares y 200 pesos filipinos, una identificación falsa con nombre y tarjetas varias, una imagen de una ecografía y otra foto de un perrito y, por último, una nota con un teléfono local para llamar en caso de pérdida y contactar con el dueño. 

Con la ayuda de voluntarios que se ofrecieron a través de las redes sociales dejó las carteras en ciudades como Nueva York, Miami, Los Ángeles, Las Vegas, Chicago, Dallas o Detroit. El reparto se realizó tanto en barrios de gente de alto poder adquisitivo como en zonas más humildes. Fueron los voluntarios quienes también grabaron vídeos del momento en el que los traseúntes fueron encontrándolas. 

Durante los siguientes tres días se comenzaron a recibir llamadas de las personas que habían encontrado las carteras y Mark pudo realizar una estadística del experimento. Así, el youtuber comprobó que devolvieron dos tercios de las carteras y un 96 % de ellas con el dinero dentro.

La media de edad de las personas que las devolvieron de de 36 años y la proporción de las que se hallaron en barrios más y menos ricos fue similar, por lo que el nivel económico no habría influido. Tampoco ha habido grandes diferencias raciales entre las personas.

Entre las ciudades con los vecinos menos legales destacaron Detroit y Nueva York, entre medias Dallas, Los Ángeles y Miami, y donde más carteras se devolvieron fue en Chicago y Salt Lake City.