La Jungla

La triste historia del perrito que Facebook bloqueó por parecerse a un gran pene

En la Jungla. El animal era un xoloitzcuintle, una raza de perros originarios de México que prácticamente no tienen pelo. El algoritmo de Facebook ha tenido serias dificultades para distinguirlos de un pene.

Facebook puede haber tenido la manga un poco demasiado ancha a la hora de cuidar nuestra privacidad o a la hora de dejar que la mentira y la desinformación volase por su ecosistema con total impunidad. Sin embargo, siempre ha cuidado muy mucho de que todas las fotos subidas a las redes sociales fuesen para todos los públicos. Ni un pezón ni un pene en Facebook. No, eso jamás.

Y parece que la red social quiere llevar esa limpieza de espíritu hasta el final, no únicamente bloqueando fotos marranas sino también fotos que parezcan marranas. Eso o su algoritmo tiene serias dificultades para distinguir a este pobre cachorro de un, bueno, de un enorme pene, no hay otra forma de describirlo.

Dominic Ibaos, un filipino de 16 años, publicó una foto de Dimitri -como se llama el pobre animal-. El cachorro estaba dormido en su mano, pero desde cierto ángulo... bueno, desde cierto ángulo podemos comprender la confusión. Las imágenes se pueden ver en el diario Metro.

El joven no se dio cuenta y compartió la imagen del cachorro de xoloitzcuintle -una raza de origen mexicano que prácticamente no tiene pelo- en un grupo de mascotas de la red social. Tal como informa el diario Metro, recibió una notificación indicando que la fotografía no cumplía las normas de la comunidad. "Entonces me di cuenta de que parecía un pene, hasta entonces solo veía la foto de un cachorro".

Aunque reconoce que en un primer momento la confusión le enfado, Dominic reconoce que le gusta que la gente se ría con la confusión. "Me hace ilusión que la gente lo encuentre divertido. Una persona me dijo que es lo más divertido que ha leído en semanas.

Desde otros ángulos, el animal no parece tan fálico, aunque sigue teniendo un aire a una criatura del espacio exterior:

Por el bien del animal, esperamos que Facebook mejore su algoritmo de detección de penes. De otra manera no podrán subir fotos suyas a las redes y, todos sabemos, que si un animal no está en las redes sociales de su dueño no existe.