La Jungla

Así tratan de estafar a los parados usando falsas ofertas laborales

En la Jungla. La ilusión de estar a punto de lograr un trabajo puede no hacerte sospechar de que estás siendo víctima de una estafa, pero hay falsas ofertas que sirven como cebo para sacar dinero de los desempleados.

Estar en el paro es desesperante, y cuanto más tiempo pasas más te envuelven esas arenas movedizas que son capaces de hacer casi cualquier cosa con tal de lograr salir de ahí. Por desgracia, el mundo está lleno de tiparracos dispuestos a aprovecharse de cualquier debilidad de las personas pasa sacarle el dinero.

El prospecto de salir del pozo puede hacer que las personas no acaben de pensar con claridad. La idea de que solo un test psicotécnico te separe de lograr un trabajo es algo que puede ponerte al borde de la celebración y hacer que no te plantees mucho si te están intentando estafar 20€.

Eso es exactamente lo que le ha pasado a Arancha, una tuitera que ya se veía por fin trabajando tras encontrar una oferta en Corner Job. Por suerte, tuvo la cabeza fría y cuando le pidieron confirmar su presencia al test enviando la foto de dos tickets de PaySafeCard -escudándose en que si no acudía suponía un gasto para la empresa y asegurando que se los reembolsarían en el momento de la firma-.

Toda la comunicación fue a través de Whatsapp, por lo que la chica ha decido compartir a través de Twitter la conversación con la supuesta reclutadora:

Los estafadores utilizan una técnica muy habitual que es avasallar a la persona con información algo confusa. Los nervios y la ilusión hacen el resto -en este punto habrá mucha gente dispuesta a creerse todo lo que le digan por el simple hecho de que quieren creer que tienen trabajo-, y un gasto de 20€ no parece demasiado a cambio de un trabajo.

Una vez tienen la foto del ticket, los estafadores pueden usar el pin para añadir el saldo a su cuenta, desde la que pueden realizar pagos en plataformas como Steam, Spotify, Skype o en casas de apuestas como Bet365 o Bwin.

Aunque los 20€ son casi una pérdida menor en comparación con saber que sigues en el paro y encima sentirte tonto sabiendo que alguien se ha aprovechado de ti.