Uno de los platos del Miyagi Sushi Bar.

Uno de los platos del Miyagi Sushi Bar. Instagram

La Jungla

Destapan el chantaje de una bloguera a un restaurante con ayuda de TripAdvisor

En La Jungla. Una bloguera cabreada quiso perjudicar a un establecimiento vigués dejando una crítica demoledora en TripAdvisor, pero su plan se ha vuelto contra ella. 

El triángulo de amor-odio entre restaurantes, blogueros y TripAdvisor no deja de ofrecernos capítulos gloriosos en este particular culebrón gastronómico. El más reciente nos llega desde la comarca de Vigo, donde un restaurante de Patos, en el municipio de Nigrán, ha denunciado públicamente el chantaje de una bloguera a la que no quisieron invitar a cenar.

La mujer se habría puesto en contacto con el Miyagi Sushi Bar para ofrecerles una colaboración. Es decir, que ella se dejara caer por el local, disfrutase de su gastronomía y ambiente, a cambio de cantar sus excelencias a sus seguidores en las redes sociales y, quizás, escribir una entrada en su blog.

El establecimiento le dijo que no y ella parece que no se lo tomó muy bien. “Atención hosteleros de Vigo, tenemos por aquí a una 'bloguera' de Barcelona con un poco de jeta”, empezaba la publicación del restaurante en Facebook, donde han denunciado la situación. “Nos ha puesto una crítica en TripAdvisor sin haber venido y resumiendo las peores críticas que tenemos”, explican.

“Por favor, compartidlo para que acaben estos chantajes y extorsiones por parte de estos sinvergüenzas que quieren vivir del cuento” pedían desde el Miyagi Sushi Bar. La bloguera escribió sobre el restaurante, en el que nunca comió, que su experiencia había sido “desastrosa”. “El servicio muy lento y además antipático, como si les debiésemos algo”, llegó a decir.

También habló de un precio “nada acorde” y de una comida “que no está mal pero no es para tirar cohetes, por la zona hay muchos más restaurantes que sirven sushi que dejan a este atrás”. El olor del local, al que insistimos que nunca fue, era según ella “insoportable”.

El restaurante se puso entonces en contacto con TripAdvisor y la web borró el mensaje después de ver las capturas de la conversación con la bloguera. Los responsables del local gallego habían declinado la propuesta de la joven diciéndole que “a mí de mayor me gustaría ser como tú, aunque por respeto al trabajo de los demás (del cual no creo que seas consciente) nunca se me ocurriría".