El portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián.

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián. Javier Etxezarreta Efe

La Jungla

Rufián trata de dar un zasca y le sale un anuncio de Zara

En la Jungla. Ponerse creativo tiene sus riesgos, tal y como ha comprobado Gabriel Rufián. Quiso hacer un dibujito con banderas y acabó haciendo un anuncio de la nueva tienda de Zara en Berlín.

Tras el soplamocos de la justicia alemana a España tras desestimar el delito de rebelión, Gabriel Rufián tenía su momento. Tenía que hacer un tuit especial, memorable, diferente. Quizá algo de Franco, o algo tipo "os importa más la libertad de Puigdemont que la de Urdangarin porque estáis bien informados", o algo así. No, demasiado típico. Es la hora de tomar riesgos (desde el sofá de casa, eso sí).

El arte es una cosa compleja, como acaba de descubrir nuestro muy querido Enfant Terrible del independentismo. Como no debía tener ninguna impresora a mano y no debía tener mucho trabajo, se puso a jugar con los emojis de las banderitas para hacer un dibujo que estaría bien si tuviera siete años:

Hay, cariño, el niño ha escrito "zasca" con banderas alemanas, vamos a ponerlo en la nevera junto al león y al tigr... un momento ¿pone zasca? ¿estamos seguros?

¡Ay! Recordemos que Rufián ha tirado con bala en varias ocasiones contra Amancio Ortega y la multinacional española, 

Esta relación acabó con un zasca antológico cuando el diputado de ERC fue a Chester in Love. Risto Mejide -perro viejo donde los haya- sacó todos estos tuits antes de empezar a preguntar las marcas que llevaba. "¿Qué llevas hoy?" preguntó el presentador mientras miraba las zapatillas de Rufián. "¿Asics? ¿Vamos a ver dónde han fabricado las Asics?" y el diputado trataba de defenderse con un tímido "creo que en Japón".

Y entonces Mejide siguió con su ataque: "¿La americana que llevas qué es?" dijo mientras intentaba ver la marca. Rufián, que debía temerse lo que venía, trató de esquivar la situación "no lo recuerdo". "¡Mira! ¡Zara! ¡Ay!" saboreó Risto al dar en el blanco. "¡La coherencia querido! ¡Estás subvencionando a los niños de Delhi! ¡Tú!".

Así que el hecho de que Rufián intente ir de artista para repartir zascas y le salgan anuncios de la última tienda de Zara en Berlín es de lo más poético:

Y entonces empezó el debate: ¿qué intentaba decirnos Gabriel?

No pasa nada, Gabriel. Todos los artistas pasan momentos de incomprensión. Van Gogh no vendió ni un cuadro en vida, no te rindas, sigue intentándolo.