La Jungla

Boicot de los alérgicos a la película Peter Rabbit: "es irresponsable"

En la Jungla. Quién iba a pensar que una película sobre las peripecias de un conejito se fuese a convertir en la enemiga pública número uno de la comunidad de alérgicos.

Este fin de semana se estrenaba en Estados Unidos la película infantil Peter Rabbit, una adaptación del cuento clásico de Beatrix Potter que cuenta la disputa de un conejo y el hijo de un granjero, que pelean por un huerto y el amor de una vecina.

Dirigida por Will Gluck y producida por Sony Pictures, nada hacía presagiar que esta inocente historia fuese satanás para el colectivo de alérgicos estadounidenses y británicos, que han promovido un boicot a la película logrando que la productora haya entonado el mea culpa.

Bullying a los alérgicos

En un momento de la trama, el conejo protagonista se entera de que su enemigo Tom es alérgico a las moras y planea tirarle varias con un tirachinas. Cuando lleva a cabo su plan una de las moras le entra en la boca provocándole un shock anafiláctico que le obliga a inyectarse la Epinefrina.

Esta escena es la que ha sido interpretada como bullying a la comunidad de alérgicos, desde donde aseguran que ha sido un “ataque deliberado” y por eso han llamado al boicot.

La organización estadounidense Kids With Food Alergies publicaba el sábado un post en Facebook advirtiendo a los padres que la escena era “inquietante” y que, por lo tanto, hablasen con sus retoños antes de ir al cine, añadiendo que “las bromas sobre alergias alimentarias son dañinas para nuestra comunidad” porque “el miedo y la ansiedad” que se sienten cuando se sufre un ataque es “muy real”.

Por su parte, en Reino Unido, la asociación Allergy UK ha asegurado que la película es “irresponsable” y que “no para de sonarnos el teléfono” con familias preocupadas al otro lado. Su consejera delegada, Carla Jones, ha emitido un comunicado en el que apunta que “la anafilaxia puede matar y lo hace”, así que “incluir una escena en una película para niños con una reacción alérgica grave y no hacerlo de forma responsable es inaceptable".

Disculpas de Sony Pictures

Tanto el equipo de cineastas como el estudio que está detrás de Peter Rabbit ya se han disculpado este mismo domingo en un comunicado, asegurando que “las alergias a los alimentos son un problema grave” y que la película debería haber tratado con más tacto este tema.

Señalaron, además, que “sinceramente lamentamos no haber sido más conscientes y sensibles con este tema, y realmente pedimos disculpas”.