Beatriz Talegón acusa a Twitter de censurarle.

Beatriz Talegón acusa a Twitter de censurarle.

La Jungla

Beatriz Talegón acusa a Twitter de censurarle y queda como una inepta digital

En la Jungla. La socialista lleva días convencida de que hay una conspiración tuitera para silenciar sus opiniones a favor del independentismo en las redes sociales. Sin embargo, la razón por la que no podía enviar un mensaje era porque sin querer enlazaba a una sex-shop noruega

Ser Beatriz Talegón no es fácil. Otrora promesa del socialismo español, ahora se dedica a defender el independentismo catalán diciendo sentir envidia de la república que allí se está construyendo. Pero claro, no se puede defender el independentismo sin darle un poco de drama -ya lo dijo Velaske-, así que Talegón se ha subido al carro conspiranóico asegurando que Twitter le elimina seguidores de forma mágica.

Su denuncia fue apoyada por Lluis Llach, otro de los niños guerreros del nacionalismo catalán:

Hay que decir que algo de verdad hay en esta denuncia de Talegón, pero no tiene que ver con ninguna conspiración. Y es que Twitter nunca ha sido una máquina perfectamente engrasada a nivel técnico, y el bug que causa unfollows mágicos lleva dando la lata ya desde 2012, rompiendo tantas amistades como veces ha servido de excusa.

No contento con ello, ha ido un paso más allá, y ahora ha acusado a Twitter directamente de censurarle mensajes al ver que no podía publicar uno de ellos:

Claro que no parece muy coherente que Twitter censure todos los tuits en los que menciona a España cuando, ay, el tuit que sí que ha publicado contiene la palabra España. 

El problema real ha resultado ser un poco más peculiar, y es que sin darse cuenta Talegón estaba vinculando a una tienda noruega de juguetes sexuales.

Oh, vaya. No era una conspiración, solo era torpeza.