RTVE

La Jungla

El descalabro chanante de los Goya en 21 tuits

En la Jungla. Tras la ceremonia de los premios Goya toca recapitular para resumir la gala a través de los ojos de Internet. Chistes, memes, montajes... Twitter se llenó de comentarios. Y de críticas.

Ayer fue la gala de los premios Goya, una ceremonia en la que se entregaron los galardones a lo mejor del cine español. Las mejores películas, cortometrajes, premio a la mejor dirección, los mejores actores, actrices... Nada nuevo, la mecánica fue la habitual en una ceremonia de esas características. Y, como suele ocurrir, lo que terminó destacando no fueron las películas.

La Academia estrenó presentadores reforzando con ello el planteamiento humorístico de la gala: Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes salieron al escenario en numerosas ocasiones para levantar una gala que en muchos momentos se hizo pesada; con resultados desiguales, como se encargaron de reseñar las redes sociales...

No existe una gala de los premios Goya que esté a gusto de todos. Que si las películas premiadas no eran tan buenas, que si no nominaron aquella peli que me gustó tanto, que si el cine español hace llorar incluso aunque pretenda lo contrario... Las críticas volvieron a repetirse, bastaba con darse un paseo por Internet.

Uno de los invitados a la gala no se llevó un solo premio Goya, pero sí una enorme cantidad de memes. Fue Albert Rivera, su foto fue la protagonista de Twitter.

Los premios son lo que queda de toda ceremonia de entrega ya que los nominados suelen irse a casa con las manos vacías. Aunque eso sí, tuvieron su momento de fama, algo que no lograron otros "artistas" que bien podrían haber aspirado a un Goya. Por suerte tenemos algunos tuiteros que nos lo recuerdan.

La gala estuvo dominada por la reivindicación feminista sobre el tímido papel de la mujer en la creación de la industria audiovisual y las diferencias de género a la hora de obtener el merecido reconocimiento del trabajo realizado. Muchos fueron los alegatos en el escenario, como se encargaron de reseñar algunos tweets. Las menciones a dichos tweets, como suele ocurrir cada vez que se toca el tema, demuestran lo arraigado que está el machismo.