El juego de mesa estará disponible en otoño

El juego de mesa estará disponible en otoño

La Jungla

Así es el Monopoly para tramposos que emocionará a M. Rajoy

En la Jungla. Monopoly se ha propuesto hacer las delicias de los jugadores más hábiles a la hora de estafar y puede que así revolucione la dinámica de los juegos de mesa.

Cuando estamos sobre el tapete jugando a algo pueden pasar dos cosas: que alguien haga trampas o que seamos nosotros los tramposos. Qué sería de nuestras partidas sin esas depuradas, peculiares y desquiciantes técnicas que hemos ido desarrollando para engañar al contrincante sin que se percate.

Pero ojo, que quizás se acaben para siempre esas sonrisillas falsas que se nos dibujan en la cara cuando nos pillan con las manos en la masa. La responsable de eso va a ser la empresa Hasbro Gaming, dueña de Monopoly y otros míticos juegos de mesa, que ha decidido hacer una versión de su producto estrella especialmente para tramposos.

Explica su vicepresidente, Jonathan Berkowitz, que realizaron un estudio desde la empresa y reveló que “casi la mitad de los jugadores intentan engañar mientras juegan al Monopoly, así que para este 2018 hemos decidido que era hora de darles a los fanáticos lo que anhelaban: un juego que les anima a hacer trampas”.

15 tarjetas que te obligan a engañar

El objetivo del juego y su presentación siguen siendo iguales. Quien tenga más pasta al acabar la partida ganará, solo que esta vez será algo más complicado. Los jugadores podrán saltarse casillas, no pagar el alquiler y meter la mano en la banca cuando nadie esté mirando.

Y todo, porque se lo mandarán las tarjetas trampa, que será obligatorio ir cogiendo a lo largo de la partida. Así, podrán obligarnos a colocar un hotel en un terreno que no es nuestro, mover las fichas de otros jugadores, pagar menos o cobrar alquileres que no son nuestros. Un auténtico paraíso (fiscal).

Si tenemos éxito en nuestras misiones tramposas obtendremos un recompensa, mientras que si nos pillan podrán imponernos un castigo. O sea, ilegalidades sí, pero que no nos vean, como lo de la caja B. Ojo, que podemos acabar incluso en la cárcel.

Una vuelta de tuerca

Lo cierto es que esta invención de los señores del Monopoly no suena nada mal. Una partida puede llegar a ser realmente divertida cuando no van a ser siempre los mismos los que hagan sus tretas e incluso el amigo más tímido tenga que poner toda la carne en el asador.

Eso sí, de momento, nos toca jugar con la imaginación, puesto que este Monopoly Cheat Edition estará disponible a partir del próximo otoño. Mientras, podemos entretenernos votando por nuestro pueblo favorito para que aparezca en el próximo Monopoly España, otra de las iniciativas que ha puesto al país patas arriba.