Christian Bormann sobre el trozo de muro que ha descubierto en Berlín

Christian Bormann sobre el trozo de muro que ha descubierto en Berlín

La Jungla

Parte del muro original de Berlín sale a la luz tras décadas de olvido

En la Jungla. Que sigan sucediéndose hallazgos de este tipo, en nuestra historia más reciente, nos recuerda que todavía no lo sabemos todo.

La noche del 9 al 10 de noviembre de 1989 caía el muro de Berlín, 28 años después de su construcción, dejándonos una de las imágenes más icónicas del siglo XX y marcando el final más gráfico de la Guerra Fría.

No obstante, no todo el perímetro de seguridad se hizo pedazos, algunos de sus tramos se han dejado en pie repartidos por la ciudad para recordar los horrores que se sufrieron en la capital alemana y ser un atractivo turístico más.

Con toda la muralla aparentemente documentada y clasificada ha sorprendido la revelación del historiador berlinés Christian Bormann, quien ha localizado un tramo del muro original que todavía permanecía erguido pero en estado ruinoso. Su hallazgo, según la información recogida en medios alemanes, data de 1999, pero no la había hecho pública hasta ahora.

El muro original de 1961

Bormann explica en su blog que estos 100 metros de muro se encuentran próximos a la estación de Schönholz, al norte de la ciudad, y que habrían formado parte de la primera construcción de este tipo realizada por los soviéticos a principios de 1961. De hecho, su tamaño le lleva a afirmar que se trata de un primer muro provisional, con escasos tres metros de alto.

Asegura el historiador que esta muralla se construyó con trozos de viviendas destruidas por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y que se hizo muy rápidamente mientras se estaría ejecutando el otro sólido muro que partió Berlín a la mitad casi tres décadas en otra ubicación. Así que esta podría haber sido una primera barrera de emergencia.

Todavía en la construcción se pueden ver los restos de la estructura que sujetaba el alambre de espino, Bormann cree que se mantenía en el olvido por encontrarse en tierra de nadie, entre la estación y un cementerio. Ahora, afirma, ha compartido su hallazgo al ver que este muro primigenio podría estar en peligro de derrumbe, para alarmar así a las autoridades y que tomen cartas en el asunto.

De confirmarse la hipótesis del historiador, estaríamos ante una pieza valiosísima, puesto que podría tratarse del último tramo de muro original que todavía sigue en pie.