Los babuinos del zoo de París

Los babuinos del zoo de París

La Jungla

Los monos fugitivos del zoo de París regresan a sus jaulas

En la Jungla. Cincuenta monos que viven en el zoo parisino se han escapado este viernes de sus jaulas y se ha tenido que montar un gran dispositivo de seguridad para hacerlos volver.

Medio centenar de simios, en su mayoría babuinos, se escaparon este viernes de sus jaulas y deambularon por el zoo de París a placer, mientras que la instalación tuvo que ser evacuada para evitar incidentes, informa EFE.

No se conoce todavía el motivo de esta peculiar fuga, pero los hechos están siendo investigados. Desde que se produjo el incidente un destacamento de tiradores de élite se desplazó hasta el lugar armados con cartuchos de anestesia para controlar la situación.

La policía ha establecido un perímetro de seguridad alrededor del zoológico, que está situado junto al bosque de Vincennes, una de las zonas verdes más grandes de la capital francesa. Pretendían evitar que los monos saliesen del recinto y acabasen dispersos por las calles.

Situación bajo control

La cuenta de Twitter del zoo ha facilitado información del incidente, asegurando a las 15:00 horas que casi todos los monos habían regresado a sus jaulas y que la situación estaba controlada.

Eso sí, todavía a esa hora había cuatro fugitivos que, aunque estaban a la vista, todavía no habían sido capturados y conducidos a su zona.

A las 18:20 horas el zoo explicaba que aun había tres babuinas que no habían entrado en sus jaulas, una hembra con su cría y otra hembra adulta. Con todo, esperan que el "instinto gregario" les incite a volver con el grupo.

Cuando se dan este tipo de sucesos en los zoológicos siempre hay quien se plantea la idoneidad de albergar animales salvajes en recintos que nada tienen que ver con su hábitat natural. 

Así que, quizás, no habría estado mal que los monos hubiesen cruzado la línea al más puro estilo Jumanji para dejarse ver por las calles de París y, de paso, hacernos tomar conciencia de su necesidad de libertad, como clamaba este tuitero.