Muchas de las fotografías retratan a personas en situación de vulnerabilidad

Muchas de las fotografías retratan a personas en situación de vulnerabilidad Yevhen Kotenko

La Jungla

Fotografía el mismo banco durante 10 años para retratar la vida

En la Jungla. Un mismo banco, un mismo ángulo y muchas personas sentándose en él durante la friolera de una década. Un fotógrafo ucraniano firma esta serie de emotivas fotografías.

En ocasiones no es necesario desplazarse para hacer un fiel retrato de la sociedad. No hace falta captar imágenes en distintos escenarios, ni siquiera es preciso cambiar de ángulo, solo hay que tener la paciencia necesaria.

Este fotógrafo ucraniano, Yevhen Kotenko, se pasó diez años apretando el botón de su cámara desde la cocina de la casa de sus padres, en Kiev. Al otro lado del objetivo el mismo banco, impertérrito, viendo pasar toda una década.

“No me puse ningún límite ni meta, simplemente fui a la cocina y miré por la ventana”, explica Kotenko en esta entrevista. Su serie fotográfica pudo verse durante este mes de enero en las paredes de este pub de la capital ucraniana.

La ventana indiscreta

Las imágenes del banco nos devuelven una radiografía social de la ciudad, en la que abundan las personas que encuentran refugio en la bebida, pero también aquellos que se juntan para rememorar -imaginamos- tiempos pasados o los enamorados, esa especie que siempre puebla los asientos de los parques de todo el mundo durante horas.

“Por lo general siempre había algo que ver”, reconoce Kotenko, contento por haber hecho un inventario de recuerdos de su vecindario, pero también triste porque “hubo muchas cosas malas sobre las que es mejor no pensar”.

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko

Retratando el alcoholismo

Se refiere a muchos de sus conocidos, “gente con la que fui a la escuela”, que aparece retratada allí junto a una botella. “Tuve miedo de salir y convertirme en uno de ellos”, confiesa. Precisamente algunos de los visitantes de su exposición criticaron que “solo me enfocase en el alcohol”, pero otros “se rieron” con la muestra, comenta.

El banco de madera, cuyo color sí ha variado con el paso de los años, se encuentra en el suburbio de Dniprovsky, en la capital de Ucrania. Para aquellos curiosos que visiten la ciudad, su ubicación exacta está marcada en este mapa. Quién sabe, a lo mejor sois vosotros unos protagonistas más de las fotos de Kotenko, que sigue disparando hacia el mismo lugar.

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko

Yevhen Kotenko