La Jungla

Hay que volver a empezar la Sagrada Familia y otras inocentadas 'fake news'

En la Jungla. El Día de los Inocentes cambiará de nombre en breve y pasará a llamarse "Fake News Day". Porque todos los días es Navidad en Internet.

El mundo todavía está conmocionado por el sorprendente movimiento de Corea del Norte al suministrar armamento nuclear a la República Catalana en su lucha contra la rebelión tabarnesa, pero eso no implica que no podamos celebrar el Día de los Inocentes por todo lo alto.

Como viene siendo habitual, muchos diarios han publicado noticias falsas. No nos referimos a las noticias malintencionadas escritas por bots rusos, sino a las bromas que se suelen... ¿qué dices, Donald?

Nada, parece que a Trump no le hace mucha gracia todo esto. Pero a nosotros estas noticias nos han encantado:

Adiós a la calle Estafeta: la nueva plaza de toros de Pamplona obliga a cambiar el recorrido del encierro (Navarra.com)

El Real Madrid encuentra 14 puntos de Liga en las "loot boxes" (Vandal.net)

Baterías que duran un mes y cargan en segundos (El Androide Libre)

Rufián dará las campanadas en TV3 leyendo sus 12 mejores tuits (Voz Populi)

Ramón García no dará las campanadas (PikaraMagazine)

Cristiano Ronaldo devuelve el Balón de Oro (Mundo Deportivo)

Un fallo en los planos de la Sagrada Familia obliga a empezarla de nuevo (Barcelona Secreta)

Disney anula la compra de FOX (Las horas perdidas)

Pero las inocentadas no se han quedado en la prensa. Incluso la Armada Española se ha animado a publicar una inocentada, con un peculiar anuncio... si es que la tecnología militar no tiene techo, ahora hacen unos vehículos anfibios que son increíbles:

Samsung ha publicado una nueva característica de sus teléfonos, algo que muchos soñamos desde pequeños cuando oímos aquel mensaje "ayúdanos, Obi-wan Kenobi, eres nuestra última esperanza". De momento tendremos que seguir esperando.

Cristina Cifuentes, Presidenta de la Comunidad de Madrid también se ha apuntado a las inocentadas anunciando el rodaje de Juego de Tronos en la capital española, y lo ha hecho como ella mejor sabe: llenándolo todo de emojis.