Fotograma de Los Simpson

Fotograma de Los Simpson

La Jungla

La policía inglesa imita a Los Simpson para encontrar criminales

En la Jungla. Nadie puede resistirse a un buen regalo, ni siquiera los huidos de la justicia. Lo más sorprendente es que el plan funcionó.

En Navidad todo el mundo quiere regalos, incluso los criminales. Así, la policía de Yorkshire puso en marcha un ingenioso y elegante plan que podía parecer tan absurdo como uno del Jefe Wiggum, de Los Simpson: atraer a los criminales que buscaban con regalos.

Para ello enviaron una serie de cartas falsas -haciéndose pasar por una compañía falsa Herald Hampers- a personas buscadas por la justicia en la que se los anunciaban que habían sido especialmente seleccionadas para recibir de forma gratuita una cesta con botellas de champán, vino y pudding de Navidad. Para recibirla solo tenían que proponer un lugar y hora de entrega.

Las tarjetas falsas con las que se engañaron a los criminales

Las tarjetas falsas con las que se engañaron a los criminales Policía de Yorkshire

¿Sabes ese consejo de primero de Internet de no responder a supuestos premios de concursos en los que no han participado? Pues bien, sirva esta historia de ejemplo de por qué no debes hacerlo: quienes contestaron en vez de la prometida cesta se encontraron a un policía dispuesto a llevarlo un rato al calabozo.

Y es que hasta 21 personas fueron detenidas gracias a esta treta, cuyos crímenes van desde conducción temeraria, delitos relacionados con la droga, acoso o multas de tráfico.

"Es alentador que nuestro innovador enfoque ha dado buenos resultados", explica el detective al cargo de la operación, Lee Berry, al Yorkshire Post. "Seguiremos desarrollando nuevas formas de detener a quienes buscamos".

Innovador es... pero como siempre, Los Simpson ya lo predijeron:

Ocurre en el octavo episodio de la novena temporada de la serie, Lisa la escépitca, emitido originalmente el 23 de noviembre de 1997, hace más de 20 años. En él el jefe Wiggum tiene una espléndida idea, aunque en este caso lo prometido es ni más ni menos que toda una lancha. 

Y sí, Homer cayó de cuatro patas:

¿Debería la Policía enviar un falso regalo a Puigdemont?