Carlos Caparrós, conocido en YouTube como Korah

Carlos Caparrós, conocido en YouTube como Korah

La Jungla

El canal de Korah: el youtuber que te encantará si eres fan de Joaquín Reyes

En la Jungla. La hora chanante es uno de los programas más influyentes de la última década, y este youtuber abraza su humor. Pero va mucho más allá de videos graciosetes

J.E.

La hora chanante -o Muchachada Nui, cada uno se queda con su versión favorita- es, posiblemente, una de los programas que más ha influido en el humor español en la última década. Y de todos los miembros del grupo el que más ha llegado al corazón de youtubers y humoristas es, sin duda, Joaquín Reyes.

Esa forma de modular la voz, el peculiar vocabulario que parece salido de una abuela o de un pueblo perdido de España ha trascendido y ha impregnado a toda una generación. Unos tratan de disimularlo, otros lo abrazan con todas sus fuerzas. Korah es de los segundos.

Su nombre real es Carlos Caparrós, y se trata de un doblador y locutor que desde 2013 lleva dando rienda suelta a su creatividad desde YouTube. En el Canal de Korah podemos encontrar algunos montajes que bien podrían haber sido un guión chanante, como el siguiente, en el que se destapa que Hanz Zimmer es todo un fraude y que en realidad se llama Jose Luís y es de Ciudad Real.

O este otro, donde el fraude destapado no es otro que el sabelotodo del fútbol Maldini:

También nos ofrece una visión muy particular de los videojuegos, como el Grand Theft Auto V donde con su particular forma de ver las cosas reinterpreta las ya de por sí delirantes situaciones que nos propone el juego.

Mucho más allá del doblaje

Pero Korah no se limita únicamente a doblar videos graciosos. De hecho su canal es muy variado y con un contenido muy diferente. Valga como ejemplo esta entrevista que realizó a Alex Crivillè, piloto de motos campeón del mundo de los 500cc en 1999:

O su experiencia preparando la Spartan Race:

Y todo combinado también con reflexiones personales y consejos de todo tipo:

Y manteniendo siempre una visión muy crítica sobre la evolución de YouTube como plataforma: