Miguel Ángel Revilla hablando a cámara desde su despacho.

Miguel Ángel Revilla hablando a cámara desde su despacho.

La Jungla

Revilla clama contra la resolución del Constitucional: "Es para mear y no echar gota. Viva el vino"

En la Jungla. "Aquellos españoles que llevaron el dinero de España fuera, lo han devuelto lavado al precio módico del 3,75% y el Tribunal avala la regularización donde están los Pujol, los Rato, los Granados...", se queja el presidente de Cantabria.

La noticia saltaba este jueves. El Tribunal Constitucional anulaba por unanimidad la amnistía fiscal que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó en 2012, con Cristóbal Montoro al frente del Ministerio de Hacienda. Según el alto tribunal, el decreto ley que permitió a más de 31.000 contribuyentes regularizar más de 1.200 millones de euros es inconstitucional. La sentencia, que no tiene efectos retroactivos, sí que deja en evidencia una de las medidas más sonadas que llevó a cabo el Ejecutivo de Rajoy durante la pasada legislatura. 

La noticia, que cayó como un jarro de agua fría en Moncloa, ha generado un enorme revuelo mediático. Peor si hay alguien que ha celebrado la sentencia, ése ha sido Miguel Ángel Revilla. El presidente de Cantabria, habitual de las redes sociales, publicaba ayer un vídeo grabado en su despacho en el que aseguraba que había saltado de alegría tras leer la noticia en los medios de comunicación. 

Sin embargo, la alegría de Revilla no era para nada completa. De hecho, hay una cosa que le indigna soberanamente y que él llama "la letra pequeña". "¿Y qué dice la letra pequeña? Que no lo vuelvan a hacer, pero aquellos españoles, 30.000, que llevaron el dinero de España fuera, lo han devuelto lavado al precio módico del 3,75% y el Tribunal avala la regularización donde están los Pujol, los Rato, los Granados... En fin, los evasores de España", dice visiblemente indignado. 

El presidente de Cantabria clama en su vídeo contra la desigualdad existente entre aquellos que evaden impuestos y los españoles que cumplen con la Ley y cumplen con sus obligaciones en nuestro país. "Sin embargo, los españoles que vivimos aquí, que tenemos aquí el dinero, pagamos de IRPF cada año entre un 22% y un 50%".

Revilla acaba su alegato contra aquellos que "lavan la pasta fugada y la repatrían a ese módico precio" con un dicho popular y un brindis: "Con perdón: es para mear y no echar gota. Viva el vino". El vídeo del presidente de Cantabria ha sido compartido más de 4.500 veces en menos de 24 horas y ha generado más de 125.000 reproducciones.