El vídeo causó sensación  en 2010.

El vídeo causó sensación en 2010.

La Jungla "Viva España, viva el rey, viva el orden y la ley"

Condenado el protagonista del viral 'pim, pam, toma Lacasitos' por agresión en un control de alcoholemia

En la Jungla. El valenciano Ares G. deberá pagar 1.620 euros de multa por lesionar a tres guardias civiles junto a un amigo.

Noticias relacionadas

Su nombre es Ares G., alias el chico del 'pim, pam toma Lacasitos', y perteneció a la hornada de personajes virales que nos deparó el cambio de década con la conjunción de Youtube y el programa Callejeros de Cuatro. Junto a la chica que tenía algo en el pelo y el "vanidoso" caballero que defendía que la "droga es salud", su estrafalario control de alcoholemia ante un agente de paciencia infinita y sus gritos de "Viva España, viva el rey, viva el orden y la ley" lo catapultaron a la fama en una época en la que aún compartíamos vídeos por correo electrónico y teníamos que sentarnos ante un ordenador para verlos.

La fama, con bolos en discotecas y apariciones en programas de televisión, llegó y se fue, pero la fiesta ha seguido para Ares. También el consumo de alcohol, la conducción imprudente y los problemas con la ley. En 2011 perdía su carné de conducir por zigzaguear en la A3 y dar positivo por alcoholemia. Según La Provincia, se había llegado a identificar ante los agentes como "el de los lacasitos". La atención de los medios había dejado de agradarle: "Mira, ya no me acuerdo ni de las barbaridades que hice" - zanjaba ante las preguntas del medio.

Por aquél entonces la Guardia Civil se congratulaba de haber apartado a un peligro público del volante. Pero el joven, vecino de Chelva, iba a seguir liándola desde el asiento del copiloto. El incidente por el que ha sido condenado ahora ocurrió el 9 de agosto de 2015, cuando se resistió con violencia a un control de alcoholemia junto a un amigo que era quien conducía ebrio.

pim pam toma lacasitos

Según relata La Verdad, los agentes dieron el alto al vehículo a la altura del término municipal de Favara al observar que realizaba una maniobra peligrosa, girando en un lugar prohibido con línea longitudinal continua. El conductor dio un volantazo para parar cinco metros más allá de lo indicado y, tras ser sometido a la prueba de alcoholemia, dio una tasa superior a 0,60 mg/l. Se le informó entonces de que iba a ser sometido a una segunda prueba por un presunto delito contra la Seguridad Vial.

El joven respondió entonces con un puñetazo y Ares se sumó a la pelea en la que resultaron heridos leves seis agentes. La vieja gloria de Internet ha aceptado en el juicio una pena de 1.080 euros de multa por un delito de resistencia a la autoridad y otros 540 euros por la agresión a tres agentes.