El pollo en cuestión con la respuesta del cocinero

El pollo en cuestión con la respuesta del cocinero

La Jungla

La respuesta de Chicote a un 'troll' que le pidió que juzgara su obsceno "pollo relleno"

En la Jungla. El famoso cocinero televisivo recibió una fotografía de un plato subido de tono en su cuenta de Twitter. 

E.E.
Las críticas del cocinero Alberto Chicote en el programa de televisión Pesadilla en la cocina se caracterizan por ser contundentes y tajantes. Chicote no se anda con tonterías cuando se trata de calificar la calidad de los platos o la higiene de los restaurantes que visita. 
Al igual que le ocurre a otros chefs famosos como al británico Gordon Ramsay, sus seguidores en las redes sociales aprovechan esa fama de cascarrabias para enviarle fotos de sus platos denigrantes a través para ser "juzgados".  
Así sucedió, por ejemplo, en su cuenta de Twitter el pasado 11 de mayo cuando Chicote recibió una foto obscena de un pene con un mensaje que decía "Hola @albertochicote, qué opinas de mi pollo relleno?".  A lo que el cocinero contestó con un: "Ya lo sabes tú, muy poco relleno". Muchos seguidores de Chicote aplaudieron la respuesta y en pocas horas el mensaje fue retuiteado por más de 2.500 personas. 
La foto de mal gusto que le hicieron llegar a Chicote en Twitter

La foto de mal gusto que le hicieron llegar a Chicote en Twitter

Chicote no es el único chef que ha tenido que enfrentarse recientemente -y por motivos varios- al troleo de los usuarios de Twitter. Recientemente, el youtuber gastronómico Jamie Spafford compartía con sus seguidores su propuesta de burrito paella y las respuestas irónicas por parte de los tuiteros españoles no se hacían esperar. Hasta el propio Chicote protagonizó algunas de las críticas a lo que consideraban "una ataque a la comida española". 
Lo mismo le ocurrió a su compatriotra Jamie Oliver cuando le dio por versionar la paella valencia y añadir chorizo al plato. La ocurrencia no fue muy bien recibida en territorio español y, tal y como explicó posteriormente en un programa de la BBC, recibió por ella "amenazas de muerte de todo tipo " y todo lo que hizo durante un mes "quedó en segundo plano por culpa del chorizo".