Rixar García, promotor de la iniciativa, en el taxi con su perro

Rixar García, promotor de la iniciativa, en el taxi con su perro TaxiOviedo

La Jungla

El taxista asturiano que rebaja la carrera a quienes adopten un perro en el albergue municipal

En la Jungla. Se trata de una iniciativa de Rixar García, conocido por innovar en el negocio de taxis que regenta. Ofrece una tarifa plana de 17 euros y media hora de espera.

Noticias relacionadas

Rixar García lleva 15 años trabajando como taxista en Oviedo (Asturias). Un tiempo en el que, sirviéndose de las redes sociales y de su afán por innovar, ha tratado de dotar a su negocio, TaxiOviedo.org, de un plus de originalidad.

Fue, por ejemplo, uno de los primeros taxistas en aceptar el pago a través de PayPal y, desde hace una semana, ofrece una tarifa especial para aquellas personas que acudan a adoptar a un animal al Albergue Municipal.

"El albergue está cerca de Oviedo", explica García por teléfono a EL ESPAÑOL, "pero no es una zona muy accesible. Yo, por ejemplo, hasta que no empecé a trabajar como taxista no descubrí que estaba allí, y me atrevería a decir que el 70-80% de la población también lo desconoce. Además, está mal comunicado y no hay forma de llegar si no es con vehículo privado, así que ahí fue donde vi que podríamos aportar algo con nuestro servicio".  

García recuerda que siempre ha tenido inquietud por adaptar la Responsabilidad Social Corporativa al negocio del taxi y que "ya había lanzado alguna otra iniciativa en esa línea". Esta idea en concreto surgió después de leer en la prensa que se había producido un cambio de gestión en la dirección del Albergue.

La nueva empresa se había comprometido a reducir a cero el protocolo de sacrificio de animales y apostar por las adopciones. "Así fue como se me ocurrió", señala García, "llevar hasta allí los sábados por la mañana, que es un día de menor afluencia de clientes, a las personas que quieran conocerlo. El precio de ese trayecto oscila entre los 27 y los 32 euros, así que nosotros aplicamos un descuento y ofrecemos una tarifa cerrada de 17 euros". 

Además del viaje de ida y de vuelta al centro de Oviedo, el servicio incluye 30 minutos de espera mientras los posible adoptantes conocen a las mascotas. "No es obligatorio adoptar", explica el taxista. "Si alguien simplemente quiere hacer un primer viaje porque tiene curiosidad y quiere conocer las instalaciones y ver cómo trabajan con los animales también lo entendemos. Yo he estado recientemente allí y, sin ser un gran animalista, en pocos minutos me he quedado prendado de varios animales".

En caso de volver a casa con un animal, el taxi también dispone de todo lo necesario para transportarlos según establece la ley, gracias a la colaboración de TravelGuau -un servicio online que ayuda a gestionar todo lo necesario para viajar con perros-. "Desde TravelGuau nos han cedido los anclajes para que vaya fijados al asiento y las mantitas que colocamos para no ensuciar la tapicería del coche", recuerda García.

En Adoptaxi García ha implicado ya otros cuatro compañeros del gremio y ofrece también la posibilidad de colaborar de otras formas. "De momento no hemos hecho ningún viaje, pero llevamos solo un fin de semana en activo, así que estamos esperanzados para los próximos".  

Quienes ya tengan mascota pueden regalar el viaje a un tercero - "puede ser un detalle muy bonito para los niños"- y los clientes que reserven uno de sus taxis para ir hasta el aeropuerto también puede hacer una donación si así lo desean. "En mi empresa disponemos de una tarifa cerrada al aeropuerto por 50 euros, pero ahora ofrecemos la posibilidad de escoger otra tarifa especial por 55€. De ellos, nos comprometemos a donar 6€ al Albergue Municipal de Animales", explica García. "No aceptan donaciones en metálico, pero adquiriremos para ellos el material que vayan necesitando".