Un vecino de Moray controlando el exceso de velocidad en las calles del pueblo con un secador.

Un vecino de Moray controlando el exceso de velocidad en las calles del pueblo con un secador. Swns.com

La Jungla

Apuntar con secadores a los coches: la táctica para combatir el exceso de velocidad en Escocia

En la Jungla. Los habitantes de la localidad de Moray han decidido plantar cara a aquellos que no respetan los límites de una forma muy curiosa.

J.A.G.

El exceso de velocidad es un problema muy grave que se da en las carreteras de todo el mundo. En nuestro país, según cifras de la DGT, más de 300 personas mueren cada año en accidentes en los que la velocidad es un factor determinante. En autopistas y autovías, los radares fijos y móviles mantienen a raya a los conductores que pisan demasiado el acelerador. Sin embargo, la cosa cambia en las zonas rurales, dónde una carretera nacional cruza el pueblo y, pese a que las señales marcan 50 kilómetros por hora, los conductores no dudan en rebasar este límite.

Ante la inacción de las autoridades, los habitantes de Moray, un pueblecito situado en el extremo norte de Escocia han decidido acabar con esta situación. ¿Cómo? Con secadores. Como lo leen. Los vecinos, ni cortos ni perezosos, han decidido colocarse con un chaleco reflectante en la principal calle del pueblo y apuntar con estos aparatos de peluquería a algunos coches.

El objetivo no es otro que amedrentar a los temerarios conductores que sobrepasan el límite establecido de 60 millas por hora que hay estipulado (unos 96 kilómetros por hora). Así, estos, cuando ven el reflejo del chaleco, deciden pisar el freno y aminorar la velocidad al confundirlos con policías portando un extraño artilugio en las manos.

Una de las calles de Hopeman, un barrio de la localidad escocesa de Moray.

Una de las calles de Hopeman, un barrio de la localidad escocesa de Moray. Google Maps

"Realmente es muy peligroso, la velocidad que alcanzan los coches al atravesar Hopeman es muy grave, especialmente cuando los niños van al colegio", explicaba Dennis Slater, concejal de la localidad, a la BBC. "No nos gusta salir a la calle con secadores y chalecos de alta visibilidad, pero estamos tratando de hacer ver que se trata de una situación desesperada", añade. 

Tras las medidas adoptadas por los vecinos de Moray, la policía escocesa ha querido salir al paso con un comunicado para tranquilizar a la población, en el que asegura que "la seguridad vial es una prioridad" para ellos, y más en esa zona.