A la izquierda, uno de los selfies de Herrera; a la derecha,  Drag Sethlas.

A la izquierda, uno de los selfies de Herrera; a la derecha, Drag Sethlas. Elvira Urquijo EFE

La Jungla

Carlos Herrera arremete contra la reina Drag del carnaval: "Que se disfrace de como va su madre"

En la Jungla. El presentador de la COPE califica la gala Drag Queen de las Palmas de "mamarrachos haciendo mamarrachadas".

P. F. / EFE

El presentador de Herrera en la COPE es el último en unirse al coro de voces de condena al espectáculo vencedor de la gala Drag Queen del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Drag Sethlas, alias de Borja Casillas, arrancó vestido como una imagen de la Virgen escoltada por nazarenos, y a ritmo de la canción "Like a prayer" de Madonna se fue transformando en la estampa de Jesucristo, con la cruz, la corona de espinas y la lanzada en el costado incluidas.

Herrera ha lamentado la ofensa a los sentimientos católicos, calificando al tiempo a las drag queens como los "tipos vestidos de mamarracho y haciendo mamarrachadas por las calles". Ha condenado la falta de respeto "a la gente que no le ha hecho nada ni a la drag queen ni a la madre que parió a la drag queen", y en otro momento del programa ha vuelto a acordarse de la progenitora del artista: "Podrían disfrazarse de cualquier cosa, que se disfracen de como va su madre, por ejemplo, que seguramente sería mucho más interesante".

El periodista se suma así a las críticas del Obispo de Canarias, Francisco Cases, lamentando "la frivolidad blasfema" de la gala,  que planteaba a su juicio límites a la libertad de expresión con "manifestaciones que ofenden a muchas personas". Cases llegó a decir que había sido su "día más triste" desde que llegó a las islas, más aún que el del "accidente de Barajas", unas palabras que los familiares de las 154 víctimas de la tragedia de Spanair han lamentado.

Drag Sethlas, por su parte, aseguró que "buscaba polémica y lo he conseguido", pero negó que su intención fuera la de ofender. "No pretendía herir a nadie, la religión es historia y el público quería que se llevase a escena. La libertad de expresión es fundamental y hay que abrir un poco la mente", ha considerado Casillas, que actualmente cursa una adaptación denominada Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA) para poder dar clases de religión en colegios concertados y privados.

No es la primera vez que la desacralización de una virgen encoleriza a Herrera. El pasado verano, cuando un tuitero le preguntó si estaba "paseando muñecos" después de que compartiese una foto de una romería en Aspe, contestó con dureza: "Paseando a tu puta madre".