Una de las imágenes tomadas por Akhil Suhas frente al Monte Ngauruhoe (Mordor).

Una de las imágenes tomadas por Akhil Suhas frente al Monte Ngauruhoe (Mordor). Akhil Suhas

La Jungla

Seis meses por Nueva Zelanda con un disfraz de Gandalf: la épica aventura de un fotógrafo amateur

En la Jungla. Akhil Suhas ha recorrido durante medio año más de 15.000 kilómetros para retratarse en los escenarios de 'El Señor de los Anillos'.

Noticias relacionadas

Nueva Zelanda es un paraíso de montañas, ríos y parajes fascinantes desconocido para el común de los mortales. De hecho, si sales a la calle y preguntas a la gente qué sabe de este país situado en las antípodas, la mayoría saldrá por peteneras y responderá que conoce la 'haka' de su equipo de rugby. Sin embargo, Nueva Zelanda es mucho más. De hecho, Peter Jackson, el director de la trilogía de 'El Señor de los Anillos', encontró en su tierra natal el escenario perfecto para rodar la saga fantástica y convertirla en un emblema 

Seducido por los increíbles paisajes de la película (los jardines de Isengard, los bosques de Osgiliath, el valle del arroyo Sombrío o los campos de Pelennor), Akhil Suhas, un joven fotógrafo amateur, ha dedicado seis meses de su vida a recorrer Nueva Zelanda y a fotografiarse en algunos de los sitios más icónicos que aparecen en 'El Señor de los Anillos'.

Pero Suhas no lo ha hecho de cualquier forma. Este joven, ni corto ni perezoso, ha recorrido más de 15.000 kilómetros con un disfraz de Gandalf (con su gorro, su túnica y su bastón) y, por supuesto, ha subido su aventura a Instagram para deleite del personal.

"Quería utilizar un tema común para mis fotos. Cuando hay tantos fotógrafos visitando el país, uno tiene que hacer algo distinto para diferenciarse. Así que estaba viendo 'El Señor de los Anillos' por quinta vez y esta idea llamó mi atención", explica este indio de 21 años a The Guardian.

El joven viajó durante buena parte de los seis meses junto a otro amigo fotógrafo. Sin embargo, durante el tiempo que estuvo solo, pidió a turistas y extraños que se iba encontrando por el camino que se vistieran de Gandalf y posaran para él. "El truco consiste en entablar una conversación y luego explicar el proyecto". Y lo cierto es que nadie rechazó la idea, según relata en el periódico británico.

El resultado de la aventura es impresionante.

Según se detalla en The Guardian, desde que comenzó a subir fotos a las redes sociales narrando su periplo, el joven ha ganado más de 5.000 seguidores. Así, durante todo este tiempo no ha dudado en dormir en albergues o en su propia furgoneta. Nada ha importado con tal de hacer realidad su sueño. "Tengo toda la vida por delante para ganar dinero y pagar los préstamos", sentencia.