Antonio Hernando celebra su medalla de ganador.

Antonio Hernando celebra su medalla de ganador. El Objetivo La Sexta

La Jungla 'El Objetivo'

Antonio Hernando acepta el reto de Ana Pastor y recogerá su Premio Maldita Hemeroteca

En la Jungla. "Me lo tengo merecido", reconoce el portavoz del PSOE sobre su "no es no" a Rajoy, y se compromete a acudir al programa.

"La posición es no. No nos vamos a abstener. Nosotros no vamos a apoyar a Mariano Rajoy para que sea investido presidente ni nos vamos a abstener. Ni apoyo ni abstención, efectivamente, nosotros vamos a ser coherentes y no nos vamos a desdecir 48 horas después de las elecciones de lo que llevamos diciendo durante toda la campaña electoral. Yo creo que la opinión mayoritaria dentro del partido socialista (...) es que nosotros no podemos indultar a Mariano Rajoy dejándole ser presidente del Gobierno mediante nuestra abstención. Es una irresponsabilidad dejar a Rajoy que gobierne".

Con esa rotundidad se expresaba Antonio Hernando en el par de meses largos que transcurrieron entre el 26-J y la crisis en el PSOE. Lo que vino a continuación ya es historia política: una Gestora que cumple 100 días al frente del partido socialista, un congreso al que no se deciden a poner fecha, un secretario general depuesto recorriendo España y un portavoz en el Congreso que pasó de defender el "no es no" en los términos contundentes que hemos visto a amenazar de su puño y letra a los diputados socialistas que rompieran la disciplina de voto apoyando la abstención.

El viraje de Hernando le ha hecho ganador del premio anual concedido por Maldita Hemeroteca, la cuenta que se dedica a desenterrar las declaraciones de los políticos más embarazosas. El socialista se imponía por voto popular en las redes sociales durante la emisión de El Objetivo de Ana Pastor; "Alguien se ha debido de poner las pilas", comentaba por alusiones su responsable Clara Jiménez.

Hernando se imponía así a otro favorito, Pablo Iglesias - pasó del sexto al cuarto más votado a lo largo del programa - por la época en la que renegaba de pactar de IU antes de sellar el 'pacto de los botellines'. Otro candidato potente era Albert Rivera, que no iba a apoyar "ni a Rajoy ni a Sánchez" y terminó haciendo ambas cosas. Susana Díaz, mano en la sombra del golpe en Ferraz, era candidata por los mismos motivos que su compañero de partido: el "no" que cambió a abstención. Completaban los nominados el susodicho Rajoy cuando declaró su amor a Alfonso Rus, imputado por la 'trama Taula' ("Tus éxitos son mis éxitos"), y uno de reciente cuño: cuando era Aguirre quien defendía las restricciones de tráfico por la polución.

Pastor aprovechaba entonces para lanzar el anzuelo al "entonces portavoz - y ahora también portavoz" - del PSOE: "Deberíamos ir a entregárselo... no, mejor, que venga a Antonio Hernando, que le hemos pedido varias veces entrevista y no ha venido, y le entregamos la medalla en persona. Que venga y se la daremos".

La sorpresa ocurría a continuación en Twitter: de manera inesperada, Hernando aceptaba el envite. Admitía que se lo había "ganado a pulso" y que se tomaba "en serio" ser objeto de la Hemeroteca más devastadora del año, aunque rebajaba tensión bromeando con que con él lo habían tenido fácil. "Cuando queráis me paso a recogerlo", ofrecía a Pastor.

Pastor tiraba del anzuelo y exponía el compromiso de Hernando públicamente, y la propia Maldita Hemeroteca le agradecía el fair play. El portavoz del PSOE se someterá de propio grado a las preguntas de la entrevistadora más implacable sobre un tema que le deja poca escapatoria, a menos que opte por dar la espantada rompiendo su promesa.