¿Y si era otra de sus

¿Y si era otra de sus "bromas" y nadie les discriminó por su lengua o raza? YouTube / Twitter

La Jungla

Delta asegura que el 'youtuber' no fue expulsado por hablar árabe sino por montar un escándalo

En la Jungla. Según la compañía aérea el pasajero Adam Saleh y su acompañante fueron invitados a abandonar el avión porque estaban alborotando el pasaje grabando vídeos y no motivos racistas.

A.R.S.

Ayer un vídeo consternaba a los usuarios de las redes sociales que quedaron impactados con la injusticia del acontecimiento que relataba. En él podíamos ver cómo un joven denunciaba a cámara que él y su acompañante estaban siendo expulsados de un avión de la compañía Delta Airlines porque un grupo de pasajeros -en torno a 70, según explicaba en redes el afectado- les escucharon hablando en árabe por teléfono.

Las imágenes dieron la vuelta al mundo en pocos minutos gracias a que el autor de las mismas no era otro que Adam Saleh, un reputado 'youtuber' que cuenta con millones de seguidores y que es famoso por protagonizar vídeos en los que gasta bromas, e incluso ya se le conoce alguno que otro rodado en aviones. 

Horas después de lo ocurrido la compañía aérea emitía un comunicado en el que aseguraba que "investigarían si se trata de un caso de discriminación, pues su cultura quiere tratar a los demás con respeto". Y lo hicieron. 

"Para Delta es primordial la seguridad y comodidad de nuestros pasajeros y empleados, y está claro que estas personas intentaron violar esa prioridad", publicaban en un nuevo escrito Delta en el que explicaban que, tras investigar el caso, han podido determinar que Saleh y su compañero fueron expulsados después de alborotar al pasaje grabándose en la cabina molestando al resto de pasajeros.

Slim, amigo y acompañante del 'youtuber', era el encargado de grabar mientras la estrella de las redes hacía su show sin permiso de la aerolínea y, como denuncia Delta, alterando la tranquilidad del resto de viajeros. Un vídeo que, en menos de 24 horas, ha acumulado más de 760.000 retuits y cerca de 650.000 'me gusta' solo en la cuenta de Twitter de Saleh

Sin embargo, tal y como relataban otros pasajeros en declaraciones a The New York Times, aunque los dos jóvenes sí generaron alboroto en el avión, no fueron los únicos. Al parecer, algunos pasajeros ingleses también generaron bulla en los minutos previos al despegue, pero no echaron a ninguno.

Pese a que el mediático joven, cuya denuncia fue una de las principales protagonistas de la jornada informativa, insiste en que lo ocurrido no era una de sus habituales bromas y que tenían "más material que lo demuestra y lo compartiremos", lo cierto es que en las nuevas imágenes que han compartido tampoco se ven los momentos previos a la expulsión, lo que no ayuda a negar el argumento de la compañía. 

De hecho, no es la primera vez que Saleh, de 23 años, utiliza uno de sus vídeos para denunciar la xenofobia, llegando incluso a confesar que en algún momento había forzado la situación tergiversando la realidad de los hechos...

Ahora la cuestión está clara: ¿es esto lo que ocurrió durante aquel vuelo Londres-Nueva York? Quizás las imágenes de los minutos previos a la expulsión podrían esconder la clave para comprender si, como dice la aerolínea, les echaron del avión por alterar el orden del pasaje o, como continua denunciando el joven en sus redes sociales, todo responde a un acto de discriminación y racismo por haberles escuchado hablando en árabe por teléfono.