El posado de febrero de 2015 frente al de noviembre de 2016.

El posado de febrero de 2015 frente al de noviembre de 2016. Vanity Fair

La Jungla Número especial

Pablo Iglesias cambia los guantes de boxeo por el traje a medida en Vanity Fair

En la jungla. En 21 meses el líder de Podemos ha pasado de posar como un boxeador a dejarse hacer un traje por la revista.

P. F.

Relajado, sonriente, cómodo bajo el metro del sastre pero rubricando la identidad de barrio con un botellín en la mano: de esta guisa posa Pablo Iglesias, líder de Podemos, para el número de noviembre de Vanity Fair. Es una ocasión especial, ya que el magazine celebra sus 100 números, y lo hace con un reportaje fotográfico dedicado a Santiago Pedraz, juez de la Audiencia Nacional, la actriz Penélope Cruz, el cantante Loquillo y otro joven político: Albert Rivera, líder de Ciudadanos.

No es la primera vez que Iglesias y Rivera coincidirán en Vanity Fair. La última vez fue en febrero de 2015 cuando la revista dedicó un número a la nueva política. Iglesias posó entonces con su característica camisa blanca, guantes de boxeo y mirada retadora. "Somos un desafío enorme. Se nota que somos diferentes y eso no lo soportan los partidos del establishment" - declaraba entonces en una entrevista en la que reconocía que sus principales defectos eran "la arrogancia y la soberbia", y reivindicaba estar "en la misma trinchera del Papa".

21 meses, unas elecciones autonómicas y regionales, y otras dos generales después, Iglesias se ha dejado seducir por el juego de contrastes que plantea la revista. No le veremos sólo a él con traje y pajarita, una vista de la que no disfrutábamos desde los Goya, sino que "una actriz oscarizada e icono del glamor internacional" se sentará a comer paella en una mesa con mantel a cuadros.

El posado de Pablo Iglesias en Vanity Fair.

El posado de Pablo Iglesias en Vanity Fair. Vanity Fair

"Celebramos nuestro número 100 con la misma filosofía que nos propusimos en el número uno: retratando a los más notorios desde un nuevo ángulo" - asegura la revista. Otro de los escenarios que encontraremos será a los directores Nacho Vigalondo, Alejandro Amenábar y Alberto Rodríguez en pijama y desayunando en una palaciega cama.

"Me parece fenomenal que sustituya a Ramontxu"

El paso de vestir de Alcampo, como el propio líder de Podemos confesó que hacía durante una larga temporada, a los trajes a medida, ha sido un tanto abrupto. Las redes sociales han ofrecido su particular interpretación del posado.