Alba Oliveiros, narradora de LaLiga esta temporada.

Alba Oliveiros, narradora de LaLiga esta temporada. Esteban Palazuelos EL ESPAÑOL / Cedida

Reportajes

Alba Oliveros, de ayudar en la panadería de su padre a ser la primera mujer narradora de LaLiga

Danae Boronat ya lo había hecho en algún partido, pero no de forma continuada. La vallisoletana lo hará esta temporada junto a Carlos Martínez, Sanchís... 

14 agosto, 2022 01:57

Hasta esta temporada, ninguna mujer había formado parte de un equipo de narradores de una cadena de televisión y Alba Oliveros lo ha conseguido. La vallisoletana formará parte este año del equipo de Movistar Plus que narrará los partidos de liga.

Le acompañarán narrando el veterano Carlos Martínez, José Sanchís, Héctor Ruiz, Jordi Pons y Lluis Izquierdo. Como comentaristas estarán Fernando Morientes, Gaizka Mendieta, Axel Torres, Esteban Suárez, Jofre Mateu o Miguel Torres, entre otros. Todos hombres.

Alba Oliveros recibe a EL ESPAÑOL en la sede de LaLiga para comentar qué ha supuesto para ella este gran paso en su profesión, saltando de Gol TV presentando programas a escribir su nombre en la historia del fútbol español rompiendo un techo, la de las narradoras de partidos. También recuerda cómo surgió su afición a este deporte junto a su padre y su hermana o sus pinitos como entrenadora.

Todo empezó entre magdalenas

Pese a que mucha gente la relaciona con el periodista de la Cadena COPE Manolo Oliveros no tienen ningún vínculo familiar ni nada parecido, ya que el padre de la periodista, Juan Oliveros, es panadero en Valladolid y cuenta con una larga tradición familiar en la profesión. Alba y su hermana ayudaban a su padre en la panadería de madrugada, y mientras él hacía el pan, ellas le ponían el papel a las magdalenas que luego vendían.

“No tengo nada que ver con Manolo Oliveros, al que me gustaría conocer y al que escuchaba cuando me fui a vivir a Barcelona al acabar la carrera. Por edad no entiendo cómo han podido pensar que era su hija, aunque sé que tiene una nieta que se llama Alba”, comenta Oliveros, sorprendida por la conexión que suelen hacerle con el comentarista.

Alba Oliveros (a la derecha), junto a su padre y su hermana.

Alba Oliveros (a la derecha), junto a su padre y su hermana. Cedida

- ¿Siempre tuvo claro estudiar Periodismo?

- De pequeña escuchaba las redifusiones de los programas deportivos a las cuatro de la mañana en la panadería con mi padre mientras mi hermana y yo le ayudábamos empaquetando magdalenas. Toda la familia se ha dedicado a eso, pero cuando le dijimos que queríamos estudiar y no seguir con el legado, lo entendió porque sacábamos muy buenas notas. Estoy muy orgullosa de mi padre Juan, que proviene de una familia de panaderos de Valladolid.

Aparte de escuchar la radio con ellos, también contribuyó ver en La Sexta el programa Minuto y Resultado (de 2007 a 2012) con Felipe del Campo al mando. "Mi plan de fin de semana con mi hermana era ponérnoslo en la televisión porque siempre que lo veía pensaba que me encantaría hacer eso. Fue lo que me ayudó a elegir la rama de periodismo deportivo, y eso que hice Ciencias, me gustaban mucho las Matemáticas. Mi hermana también quería ser periodista, pero en un momento dado me dijo: “Alba, es muy difícil, quiero cobrar decente”, y se fue a Derecho (risas)".

- ¿Qué consejo le daría a esa Alba que acaba de entrar en la carrera?

- Que fuera impulsiva, que no parara nunca y que tuviera ese hambre por trabajar las horas que fueran necesarias. Que hiciera todo con la misma ilusión y que se cuidara la garganta para narrar bien. Es que me lo paso muy bien en esta profesión.

- Si no narrara partidos fútbol, ¿qué otro deporte le gustaría seguir?

- La Fórmula 1, me encantaba. Mi padre me decía que tenía que ser o periodista o mecánica, ahora he perdido un poco el hilo a la competición. En 2003, cuando empezó Fernando Alonso, veía todas las carreras. Hasta llegué a salirme de mi primera comunión para ver una. Con 10 años narraría perfectamente porque sabía muchísimo y me veía todo, era un friki fan en aquella época. Ahora me costaría más.

Pionera en el fútbol

Oliveros es la primera mujer que narrará partidos de forma continua de LaLiga en Movistar Plus+. Antes lo había hecho Danae Boronat, pero de forma circunstancial, en un partido en 2019. “Estoy encantada de romper un techo que había y que pensaba que iba a ser irrompible, labrando un camino que ojalá ya sea llano para el resto de mujeres que quieran narrar”, señala. Y es que reconoce que su objetivo en la vida, su meta, era narrar un partido, así que “imagínate narrar varios…”, admite antes de debutar en la primera jornada de la temporada 22/23 de LaLiga.

Alba Oliveros, en la sede de LaLiga.

Alba Oliveros, en la sede de LaLiga. Esteban Palazuelos

- ¿Cómo se sintió cuando le dieron la noticia?

- Muy agradecida, orgullosa y en shock todavía porque es algo que era impensable para mí hace 10 años cuando estaba estudiando Periodismo. Todavía no me he sentado a digerirlo bien, pero estoy muy orgullosa y agradecida a quien haya visto algo en mí.

- ¿Qué fue lo primero que pensó cuando se lo dijeron?

- Empecé a saltar y a gritar, no pensaba que fuera a llegar así, de sopetón, de repente, sin haberme mentalizado y sin haber oído algún rumor de que me iba a pasar esto. Fue impactante.

- ¿Qué le han dicho sus familiares y amigos al enterarse?

- Llevan llorando no sé cuánto tiempo de la alegría, por un lado no les gusta tanto por el hecho de que en Gol TV, como presentaba programas, me veían más en la tele y ahora no lo harán tanto, pero contentos porque entienden que es lo que yo quería hacer.

- ¿Se siente pionera al romper ese techo de cristal en la narración para las mujeres?

- Sí, pero también mucha presión porque todo el mundo me va a estar mirando con lupa. Me siento pionera porque me han llamado compañeras de la universidad o del colegio diciéndome que les he permitido optar a ser narradoras. Cuando estudié la carrera podía tener la posibilidad de ser presentadora o estar a pie de campo (como Susana Guasch o Sara Carbonero), que era lo normal, narrar era algo impensable. En su momento en la carrera lo probé y me gustó, pero me dijeron que buscara otras vías donde quisiera despuntar porque era bastante complicado, pero poco a poco ha estado más cerca. Ahora, lo que tengo que hacer es aprender a narrar con el diafragma.

Referentes y compañeros

Oliveros compartirá equipo de narración con uno de los periodistas deportivos más veteranos de la televisión, Carlos Martínez, que lleva 33 temporadas narrando partidos de LaLiga y su voz se ha convertido ya en toda una institución en el mundo del fútbol.

“Es que cuando él empezó a narrar yo no había nacido (Alba tiene 27 años). Es una locura, es como un dios, una referencia inalcanzable”, afirma la vallisoletana.

Alba Oliveros ha sido entrenadora de jóvenes futbolistas.

Alba Oliveros ha sido entrenadora de jóvenes futbolistas. Cedida

- ¿Qué nos puede decir de sus compañeros de equipo: José Sanchís, Lluis Izquierdo, Jordi Pons y Héctor Ruiz?

- Con Pons estuve en mis primeros días de becaria y me decía que iba a hacer cosas grandes, me vio algo que yo no veía. Me comentó que en pantalla, por cómo me desenvolvía, podía tener futuro. Yo era muy pesimista porque era muy complicado. Me acuerdo que al hablar con él, lo primero que le reconocí fue la voz, porque ahora vemos la cara de los narradores, pero cuando yo era pequeña no. Con Ruiz estoy más en el día a día en la redacción y me encanta como narrador. Sanchís y Carlos Martínez son de otra liga.

- ¿Cuáles han sido tus referentes?

- Sanchís y Martínez, por supuesto, pero también Lluís Flaquer, de la Cadena SER, que lo escuchaba de pequeña, o Rubén Martín, que ahora está en Dazn y antes en la COPE. Si escuchaba un partido del Barça, Flaquer o a Manolo Oliveros, si era del Atlético de Madrid, a Martín. Miguel Ángel Román, Alberto Pérez… todos hombres.

Auge del fútbol femenino

En los últimos años, el fútbol femenino ha ido aumentando su presencia en los medios, logrando superar récord tras récord de audiencia o asistencia al campo. También la apuesta del Real Madrid por su sección femenina, el éxito del F.C. Barcelona en competición internacional o el Balón de Oro de Alexia Putellas también han ayudado a su reconocimiento. "Antes jugábamos ante 300 o 400 personas. Previamente a la pandemia y después ha habido un cambio. La verdad que tenemos mucha suerte de tener esta afición, las experiencias de llenar el Camp Nou han sido brutales", comentó Putellas en su visita a ‘El hormiguero’ esta temporada.

La selección española disputó la Eurocopa el pasado mes de julio y más de 2,4 millones de espectadores (2.420.000 y un 23,3% de share) siguieron en RTVE a la Selección en su derrota frente a Inglaterra eliminándolas del campeonato, un dato que pulveriza las audiencias del fútbol femenino en España. Y es que hasta 6.202.000 espectadores siguieron algún momento de este encuentro en La 1.

- ¿Qué le parece el aumento de la presencia femenina en el ámbito deportivo?

- El auge es inmenso. Ahora derribamos el techo de mujer narradora, y el paso siguiente es el de mujer comentarista. En España está empezando, pero en otros países es muy normal esta figura. Es verdad que ahora voy a narrar, pero antes quería comentar porque me gusta mucho el análisis táctico y por eso quería ser comentarista más que narradora, pero cuando me pusieron a narrar, vi que era lo que realmente quería hacer. Espero que cada vez haya más mujeres en Primera División, porque las hay narrando baloncesto, balonmano, Juegos Olímpicos… pero fútbol, muy poquito. Es un orgullo hacerlo, chocará, porque a mí misma me pasa y no me escucho porque lo paso mal, pero es que oigo a una mujer narrar un partido y me suena raro, desde que he nacido siempre he estado escuchando a hombres. Yo, como tengo la voz un poco grave… (risas).

- ¿Por qué se ha tardado tanto en dar ese paso?

- Creo que porque tampoco había mujeres que quisieran hacerlo o lo han visto siempre como algo muy inaccesible. Cuando quería ser periodista deportiva no tenía ninguna referencia femenina y no se me pasó por la cabeza la opción de narrar.

- ¿Ha influido esta tendencia en el auge del fútbol femenino?

- Creo que se han retroalimentado mutuamente. En los últimos cinco años el crecimiento del fútbol femenino ha sido enorme. Más de 80.000 personas en la final de la Eurocopa en Wembley (87.192 aficionados, superando a la final de 1964, que se disputó ante 79.000 espectadores en el Estadio Santiago Bernabéu), un récord en la historia de la competición, incluyendo la Eurocopa masculina. Yo era de las primeras que no veía fútbol femenino, no me llamaba la atención, no lo emitían en ningún sitio… Ahora veo los partidos y es un fútbol atractivo, gusta. También ha crecido mucho a nivel técnico, cada vez son mejores.

Alba Oliveros, en plena conexión en plató.

Alba Oliveros, en plena conexión en plató.

- También ha cambiado lo que decían que las que jugaban al fútbol eran unas marimachos…

- Eso es una tontería, el Barça femenino competiría con la mayoría de equipos de LaLiga, estoy segura. Esos comentarios son estereotipos de gente arcaica. Es como me dicen a mí, que soy una enchufada siendo ‘hija’ de Manolo Oliveros (risas).

- ¿Ha sufrido algún comentario desagradable en un campo de fútbol?

- Cuando he ido a cubrir algún partido nunca me ha pasado, en redes tampoco lo hacen mucho porque no soy muy conocida como para que me critiquen ahí, en algún foro sí que ha encontrado mi madre varios comentarios desagradables. Alguna vez me ha pasado cuando entrenaba, que me gritaban preguntándose qué hacía entrenando a unos alevines, pero yo tenía 17 años y fuimos campeones de liga…

- Aparte de entrenar, ¿ha hecho algún otro deporte?

- Jugaba al fútbol en alguna pachanga y torneos del colegio o la universidad porque era bastante mala. También he estado entrenando alguna vez en el Campus de Sergio Asenjo en Valladolid.

- Cuál es su apuesta este año: ¿la continuidad del Real Madrid, las palancas del Barça…?

- Soy del Valladolid, pero con los años se me ha ido cualquier forofismo. Al Barça lo veo aspirante a todo, se habla mucho de las palancas y de ‘pan para hoy y hambre para mañana’, está hipotecando el club, pero si gana muchos títulos, conseguirá más patrocinadores… es dinero que va a generar e ingresar de nuevo. No lo veo tan inviable. Es una locura de equipo el que ha formado.