EL ESPAÑOL
  • 1 de 24

    Entrada a la Catedral de Mejorada del Campo.

    La entrada aún se cierra con una puerta azul metálica.

  • 2 de 24

    Vista externa de la Catedral de Mejorada del Campo.

    Varias de las naves del templo aún se encuentran en estado de obras. Se aprecia en la fachada que, por ejemplo, hay ventanas tapiadas con ladrillos.

    Esteban Palazuelos
  • 3 de 24

    Bajo la bóveda.

    La iglesia, con planta de cruz latina, aún sigue en obras. La imagen se sitúa bajo la bóveda.

  • 4 de 24

    Puertas cerradas.

    Muchos de los accesos a las diferencias estancias de la Catedral de Mejorada del Campo permanecen cerrados.

    Esteban Palazuelos
  • 5 de 24

    Andamios en la fachada.

    Todavía de aprecian los andamios que siguen levantados en la fachada de la Catedral de Mejorada del Campo.

    Esteban Palazuelos
  • 6 de 24

    Patio inconcluso.

    En la imagen se observa uno de los patios de la Catedral de Mejorada del Campo, aún sin concluir.

    Esteban Palazuelos
  • 7 de 24

    Máquinas y santos.

    La decoración religiosa de la Catedral de Mejorada del Campo convive con máquinas y material de obra.

    Esteban Palazuelos
  • 8 de 24

    Bóvedas inacabadas.

    Las torres y bóvedas de la Catedral de Mejorada del Campo están, prácticamente, al aire libre.

    Esteban Palazuelos
  • 9 de 24

    Un cuarto habitable.

    Lo único que parece acabado en la Catedral de Mejorada del Campo es una habitación.

    Esteban Palazuelos
  • 10 de 24

    Ventanas a medio hacer.

    Alguna ventana, pero no todas, tiene cristal. En todo caso, la de la imagen sigue sin estar terminada.

    Esteban Palazuelos
  • 11 de 24

    Detalle inconcluso.

    Los detalles que pretende embellecer, en este caso, una columna, siguen casi en bruto.

    Esteban Palazuelos
  • 12 de 24

    Estructura precaria.

    Algunas estructuras están aún en proceso, por lo que no son estableces.

    Esteban Palazuelos
  • 13 de 24

    Suelo de hormigón.

    Una silla, unas cuerdas y más objetos sobre un suelo de hormigón.

    Esteban Palazuelos
  • 14 de 24

    Casi barandillas.

    Si uno sube al segundo piso, ha de tener cuidado, porque las barandillas aún no cumplen con su función.

    Esteban Palazuelos
  • 15 de 24

    El altar.

    El altar tampoco está acabado. El sitio, en donde en las catedrales suele estar el retablo mayor, tiene escasa decoración.

    Esteban Palazuelos
  • 16 de 24

    La escalares a los ladrillos.

    Estas escaleras, aparte de llevarle a los pisos superiores, le llevan a un montón de ladrillo propio de una obra.

    Esteban Palazuelos
  • 17 de 24

    Vidrios de colores.

    Algunas ventanas cuentan con los tradicionales vidrios de colores de las iglesias. Son más excepción que regla.

    Esteban Palazuelos
  • 18 de 24

    Figura colgada.

    Esta figura de la Iglesia está colgada con alambres a la espera de su lugar definitivo.

    Esteban Palazuelos
  • 19 de 24

    Hormigón armado.

    Y más hormigón armado. Pero, en esta ocasión, se aprecia en la fachada del templo.

    Esteban Palazuelos
  • 20 de 24

    Todo al desnudo.

    La mayoría de tejados o partes superiores siguen incompletas. Están al desnudo.

    Esteban Palazuelos
  • 21 de 24

    Una bóveda de metal.

    Sólo hay metal en la bóveda. El de su estructura. No hay ni hormigón, ni nada más, lo que permite apreciar el cielo.

    Esteban Palazuelos
  • 22 de 24

    Cosas atípicas.

    Hasta que no se acabe, la Catedral de Mejorada del Campo seguirá albergando cosas atípicas en una iglesia.

    Esteban Palazuelos
  • 23 de 24

    Partes inferiores.

    La parte inferior de la Catedral de Mejorada del Campo también está sin terminar.

    Esteban Palazuelos
  • 24 de 24

    Justo Gallego.

    Aún se recuerda a Justo Gallego como hijo predilecto de Mejorada del Campo, pese a no haber podido terminar la catedral.

    Esteban Palazuelos
Esteban Palazuelos EL ESPAÑOL