Tuve una época bastante tonta, pero ya he pasado. Para mi edad y lo que me ha pasado, fui lo menos tonto de todo lo que podría haber sido. Pero he cometido muchos errores y los seguiré cometiendo”. Eran las palabras de Naim Alejandro Darrechi (Palma, 2002) en una entrevista al periódico local mallorquín Última Hora en marzo de 2019.

Noticias relacionadas

Más de dos años después parece que los errores no han parado de acumularse para este joven de 19 años. El último, expresar en tono jocoso en una entrevista en directo con el 'youtuber' Mostopapi que no usa preservativo en sus relaciones sexuales, que eyacula dentro y que engaña a sus parejas sexuales diciéndoles que es estéril.

“No puedo, me cuesta mucho utilizar preservativo. Nunca lo utilizo. Un día pensé, 'tío, es extraño que no hayas dejado nunca embarazada a ninguna chica durante todos estos años', entonces decidí empezar a acabar dentro”, explicó en la entrevista. “Nunca ha pasado nada, por lo que empiezo a pensar que tengo un problema”, prosiguió. El entrevistador se rió ante su respuesta y le preguntó si no le decían nada, a lo que Naim contestó: “Sí, pero les digo que estén tranquilas, que soy estéril porque me he operado para no poder tener hijos”.

Las imágenes se viralizaron y lo que vino después fue una avalancha de críticas y decenas de miles de comentarios en sus cuentas en redes sociales insultándolo y acusándolo de violador. Darrechi es el 'tiktoker' en español más popular de la plataforma con 26 millones de seguidores. En Instagram tiene más de 7 millones de fans. El asunto ha adquirido tal eco mediático que ha llegado hasta la ministra de Igualdad, Irene Montero. El lunes pasado anunció, a través de su cuenta de Twitter, que llevaría el asunto a la Fiscalía.

Naim pidió más tarde perdón y asumió la culpa por sus declaraciones, las cuales, según él, eran “mentira” y nunca debieron haberse producido. Un día más tarde, en otro vídeo publicado en sus cuentas, matizaba su perdón y daba a entender que sus palabras querían acaparar la atención de los políticos sobre la realidad de los 'influencers', a quienes, según él, se los discrimina respecto de los medios de comunicación.

Hasta ahora, Naim no era más que un chaval al uso, medio gracioso, con labia y polifacético que había reunido a millones de chicos y chicas de su edad alrededor de vídeos en los que hablaba de temas adolescentes, sobre todo, de relaciones, chicas y sexo sin más importancia. Pero la envergadura de su personaje parece haberle superado. En estos momentos Naim vive la mayor crisis reputacional de su carrera como 'influencer', que comenzó en 2016, cuando apenas tenía 14 años. Todo lo que le dieron las redes se ha vuelto ahora en su contra.

Detenido

El 22 de mayo de este año, Naim fue detenido por la policía. El personaje gracioso e inocente que se había forjado a través de sus interminables y enrevesados culebrones adolescentes retransmitidos por TikTok dejó de serlo cuando aquel sábado se enfrentó a la Policía Local de Palma.

Apenas habían transcurrido unos días desde el final del estado de alarma el 9 de mayo y una multitud de jóvenes se concentró en la plaza Drassanes de la capital balear. En la plaza, sede del Parlamento de las islas, se desarrolló luego un botellón multitudinario en el que tuvo que intervenir la policía. Naim estaba entre los presentes.

Al disolver la fiesta, Naim se enfrentó a los agentes, a quienes increpó y se resistió. Su actitud agresiva le hizo terminar en el calabozo. Se le acusó de un delito de desobediencia. Algunos vídeos que circularon en redes sociales sobre el suceso mostraron a muchos de sus seguidores jaleando su nombre, al reconocerle en manos de la policía. Al día siguiente quedó en libertad.

Hasta ese momento, Naim era un personaje que sobresalía en el mundo de las redes y entre el público joven. Aquel día, ocupó por primera vez titulares en periódicos y televisiones.

Ascenso meteórico

Naím nació en Palma de Mallorca de padres argentinos, Maxi y Paola, procedentes de San Miguel de Tucumán. Tiene un hermano pequeño, que ahora estudia secundaria en un instituto de la capital mallorquina. Naim lo hizo en el colegio Sant Josep Obrer de la misma ciudad. La familia reside en un piso pequeño del barrio de Pere Garau, en el centro de Palma, según ha podido conocer este periódico. Su infancia no fue demasiado diferente a la de cualquier chico mallorquín de clase media: seguía al Boca Juniors por la afición de su padre y salía con sus amigos.

El mallorquín ha llegado a jugar como futbolista en el Real Mallorca.

Lo que sí que hacía sobresalir a Naim eran sus habilidades sociales. Era un tipo extrovertido y popular, se le daba bien jugar al fútbol y terminó en las filas del Real Mallorca. Con 14 años, se lanzó a hacer vídeos de 'playback' desde su habitación. Los subía a Musicali, el germen de TikTok. Después republicaba las imágenes en Instagram. 

Al igual que el 'boom' de las redes sociales y las plataformas de vídeo en directo, el ascenso de Naim fue meteórico en un espacio muy corto de tiempo. Pronto se vio con millones de seguidores y, mientras terminaba sus estudios, ya se había convertido en 'influencer' profesional.

Más tarde, su personaje creció en plataformas como Gamestry y, finalmente, en TikTok. En 2019 escribió un libro editado por Destino, titulado “Muy personal”, en el que habla de su faceta más íntima y de una relación pasada que fracasó. El libro lo redactó una escritora profesional al dictado de notas de voz que le mandaba Naim. Con el paso del tiempo, al igual que todos los 'streamers', comenzó a diversificar su contenido y se lanzó a por su primer videoclip, “Volver a empezar”. Su último tema, estrenado en 2021, se llama "Mala Mía", el mismo título que una popular canción de Maluma de 2018.

El inicio de su carrera musical se produjo estando con su segunda novia, la catalana Àngela Màrmol, también 'influencer' y de su edad. Más tarde, en marzo de 2020, ella le puso una denuncia por maltrato y violación que Naim rechazó en otro de sus vídeos. Poco después de dejarlo con Àngela, Naim comenzó una nueva relación con la mexicana Diana Larume, otra influencer que empezó a participar de forma activa en sus vídeos.

21.000 euros

Subido a la ola de la fama, Naim formó parte de un equipo de 'influencers' conocido como "Envi Team" que se mudó a una casa en la Manga del Mar Menor (Murcia), donde pasó la cuarentena en plena explosión de la pandemia por coronavirus. Patrocinados por diferentes marcas, convirtieron su convivencia en un 'reality' para el público de redes sociales que se convirtió en una máquina de hacer dinero. De hecho, según los cálculos de plataformas que siguen a personajes influyentes en redes, Naim ingresa entre 12.600 y 21.000 euros por cada publicación, sin contar las que hace en equipo.

Más tarde se unió a otro equipo de influencers latinoamericanos en la Ciudad de México. El colectivo, que duró apenas unos meses, se llamaba "Privé Crew" y estaba formado por seis chicos y una chica. "Privé" lanzó una serie inspirada en “Élite” en la que Naim desempeñaba el papel de “chico malo”. La producción, en la que los jóvenes iban vestidos de colegiales, alcanzó hasta los dos millones de seguidores en TikTok.

Naim es el 'tiktoker' con más seguidores en español en la plataforma TikTok: 27 millones.

Transcurridos los meses, "Privé" se disolvió. Naím regresó a España y comenzó a salir con otra chica, Mar López, su novia actual. Hacía apenas tres meses prometía a su anterior pareja que se casaría con ella. Esta le acusó de infiel.

Hasta aquí todo era guión de la mejor telenovela de quinceañeros emitida por TikTok. Pero su actitud ya apuntaba maneras para que las cosas se volviesen serias. Sus últimas revelaciones, con intervención del Ministerio de Igualdad de por medio, sumadas a su detención el pasado mayo, lo han convertido en un personaje problemático, que puede terminar en el punto de mira de la Fiscalía.