José Pedro Sageras es miembro de la Guardia Civil. Pero, a pesar de su cargo, hace un año decidió dar el paso: mostrarse como es él, sin costuras, sin miedo. Desde pequeño sufrió bulliyng por ser gay y ahora quiere que ninguna otra persona pase por lo mismo que él. Por ello se presentó al último certamen de Mr. Gay Pride España, donde representará a su tierra: Extremadura.

Noticias relacionadas

Lo que más ha sorprendido de este candidato es su profesión: un guardia civil que se presenta a Mister Gay. Él dice que no comprende el revuelo que se ha formado, aunque sea esto quizás lo que haga fundamental su visibilización.

En el cuerpo, los compañeros le apoyan, desde la escala básica hasta los jefes. "No entiendo por qué tanto asombro por el tema de mi profesión. Pertenezco desde 2018 LGTBIPol, una asociación donde somos agentes de la autoridad por la diversidad. Se lucha por la visibilidad dentro de las FCSE del colectivo LGTBI".

Él sufrió mucho durante años, pero consiguió alcanzar su sueño. De pequeño se sentaba delante de la televisión a ver el desfile del 12 de octubre. Soñaba con ser uno de los participantes en este desfile sin saber el porqué. Su padre fue Guardia Civil durante tres o cuatro años, pero él no lo vio.

WhatsApp Image 2021-05-11 at 14.02.05 (2)

En el año 2003, José Pedro accedió al Ejército y consiguió su primer sueño: participar en el desfile del 12 de octubre. Lo hizo como miembro de la Guardia Real.

Seis años más tarde accedió a la Benemérita, en 2009, pero no dijo que era gay hasta el pasado año. "Entré ocultándolo hasta que decidí no hacerlo. Es un proceso interno. Pasé por un proceso y aún hoy voy a terapia, porque yo llevo una historia detrás desde mi niñez. No quiero que gente que esté en mi misma situación pase por lo mismo", cuenta ahora José Pedro en conversación con EL ESPAÑOL.

Avance en el mundo rural

José Pedro nació en Don Benito (Badajoz), pero pasó su infancia en la localidad cacereña de Coria. Allí, sufrió 'buylling' desde que tenía ocho añitos. "Quiero que mi participación, mi visibilización y mi ayuda vayan sobre todo encaminadas al medio rural. Yo he nacido, he crecido y he huido de ese entorno", reivindica este extremeño de 36 años afincado en Madrid.

Quiere ayudar a la visibilización. Ese es su objetivo más importante. Cree que la belleza va y viene, aunque se haya presentado a un concurso que premia precisamente el aspecto físico. Su victoria más importante no sería imponerse en este concurso, sino servir de ejemplo: "Si hay alguien que da el paso, para mí ya es ganar".

No obstante, no oculta que quiere vencer. "Sería ya como llegar a lo alto de todo ese camino que llevo recorriendo durante todos estos años, ya que sería bastante enriquecedor", cuenta.

Decidió presentarse a Mister Gay Pride porque detrás del concurso hay una causa social. Este concurso promueve la campaña 'Muéstrate en el trabajo'. Mister Gay Pride es un certamen de belleza que se celebra este año por decimocuartoaño consecutivo y elegirá a su ganador en el mes de junio, dentro de los actos del Orgullo LGTBI.

José Pedro ejerce de Guardia Civil desde 2009. Cedida

Anima a todo el mundo a dar el paso, aunque sabe de primera mano que es algo personal, que debe trabajar cada persona: "Si tú en tu trabajo no te muestras como eres, no eres tú. Y eso no debería ser así".

Participa en el concurso, entre otros motivos, para "hacer ver que dentro de una institución tan jerarquizada como a la que pertenezco también hay gente del colectivo, que no hay que tener miedo a mostrarte como eres por pertenecer a ellas, por suerte cada vez somos más los que nos mostramos como somos dentro de ella".

A pesar de ello, se focaliza más en el entorno rural. Quiere luchar contra los delitos de odio que sufren los miembros del colectivo LGTBI, sobre todo en las pequeñas ciudades y los pueblos de España. Piensa que queda mucho trabajo por hacer aún.

"Es verdad que yo lo sufrí a finales de los 90, pero aún hoy queda mucho camino por recorrer. No ha cambiado tanto. Yo sobreviví desde que era un niño en el medio rural. Yo no he podido conectar con mis emociones y lo he sufrido hasta hace poco", cuenta a este periódico José Pedro.

Anima a las familias y a todos los miembros del colectivo LGTBI a denunciar cualquier acto de acoso, desde el primer momento. "Cualquier acción mínima que vean deben denunciarla. Todo lo demás, en realidad, es poner un parche".

José Pedro, también estudiante del grado de Criminología, les pide que no tengan miedo. "No hay que tener miedo a la hora de acudir a denunciar este tipo de delitos, que no van a sufrir una revictimización, que por suerte, dentro de los distintos cuerpos policiales también pertenecemos gente del Colectivo LGTBI como es mi caso".

Guardia Civil LGTBI

Que el ejemplo de José Pedro es necesario sólo podría ponerlo en duda alguien que no vive en la sociedad actual. Este agente de la Benemérita cree que se deben erradicar los mensajes que aseguran que la libertad sexual de cada uno debe mostrarse sólo en las alcobas propias. 

"Hay que acabar con ese argumento porque no te están dejando ser tú. Tienes que ser tú en todos los aspectos de tu vida", insiste.

Sin embargo, la sociedad aún parece no aceptar ciertos comportamientos dentro de la Guardia Civil. El mayor ejemplo es que el pasado 27 de junio, con motivo de la celebración del Orgullo Gay, el perfil oficial de la Benemérita en Twitter puso la bandera del colectivo LGTBI en su foto de perfil y los comentarios homófobos no se hicieron esperar.

Las críticas llegaron incluso de diputadas del Congreso, como la ultraderechista de VOX Macarena Olona. Ella hizo mención a la publicación de la Guardia Civil diciendo que esta institución sólo debe cubrirse con la bandera de España. 

Él no entiende el revuelo causado por su participación en el certamen siendo Guardia Civil. José Pedro finaliza: "Para mí, como persona de a pie, no tendría que causar ningún revuelo. Es algo normal. Creo que a día de hoy, no deberíamos estar haciendo ver anormal lo que es normal".