Ciudad Real es una provincia solidaria y católica. No es el tópico que se suele decir en innumerables ocasiones para tantos y tantos pueblos y ciudades, es la realidad. La clara demostración parece estar en la declaración de la renta que presentan sus ciudadanos. Esta es la provincia en la que más X se marcan a favor de la Iglesia en la declaración. En 2020 se han batido récords: un 57,7% dieron el sí a que sus impuestos fueran destinados a la institución.

Noticias relacionadas

No es casualidad. Se trata de un trabajo de comunicación realizado por Cáritas que acompaña a la idiosincracia del lugar. Ciudad Real es un lugar con una gran parte de seguidores de la fe católica, como Castilla y La Mancha en general. La provincia se ha situado 20 puntos por encima de la media española en este registro y 7 por encima de lo marcado por su comunidad autónoma, donde el 45,18% marcan la casilla de la Iglesia.

Para hacer una balance de la situación, en el año 2020, Ciudad Real registró un total de 115.422 declaraciones de la renta favorables a la iglesia, lo que supone un montante de 2.537.109 euros. Son 1.762 declaraciones más que en el ejercicio anterior y 149.256 euros de diferencia.

Los catalanes están a la cola de los que marcan la casilla de la Iglesia.

Estos datos fueron presentados hace una semana por la Diócesis de Ciudad Real. Isabel Oviedo, administrativa del organismo religioso, exponía que el dato hablaba "de la solidaridad de la provincia".

Para contextualizarlo, en todo el panorama nacional marcaron la X a favor de la Iglesia 7.297.646 de declaraciones. Esto supuso una recogida de 301,07 millones de euros,  106.259 euros más que en 2019. Las regiones que más aportaron fueron Castilla La Mancha (45,18 %), La Rioja (44,77 %), Extremadura (44,03 %), Murcia (43,68 %) y Castilla y León (42,3%). En la cola, Canarias (25,6 %), Galicia (24.7%) y Cataluña (16,9 %).

El porqué

Tradicionalmente, la sociedad castellanomanchega, y concretamente en Ciudad Real, ha estado muy apegada a los estamentos eclesiásticos. Esto establece un correlación casi automática que nos llevaría a pensar que la asignación a la Iglesia con este pequeño gesto se hace casi por tradición.

Sin embargo, cuando se pregunta en Ciudad Real, lo tienen claro: se consigue batir los récords de declaraciones con la x a favor de la Iglesia gracias a la labor de concienciación que lleva a cabo Cáritas. Este argumento sostiene que cada vez sean más los manchegos que quieran destinar un 0.7% de sus impuestos a la Iglesia.

"Llevamos más de 6 años desde el departamento de captación de recursos de Cáritas concienciando para que la gente marque la doble X", comenta Prado López, responsable de dicho departamento en conversación con EL ESPAÑOL. Ella coordina a un grupo de voluntarios en la diócesis que se encargan de visitar a todas las asesorías fiscales de la provincia. El objetivo es que los profesionales informen a sus clientes de lo que ocurriría con sus impuestos en caso de marcar esa 'doble equis'.

Desde el organismo eclesiástico se habla de la doble X y no de la X para la Iglesia porque se juegan mucho. Cada casilla marcada es un 0.7% de los impuestos que se destina a lo establecido y Cáritas recibe fondos de lo asignado a la casilla de 'Fines Sociales' y a la casilla de la 'Iglesia'. Es decir, si alguien marca las dos, reciben aportaciones del 1.4%.

Por eso es tan importante el trabajo de Cáritas detrás de todo esto. "Se han visitado más de 150 asesorías fiscales" dice Prado. "Es una labor de ir poco a poco informando, sensibilizando y demás".

"Hemos contado con la ayuda del presidente y el colegio de asesores fiscales", apunta Prado, que aclara que no se obliga a nadie, simplemente se informa a los contribuyentes.

La responsable del departamento de captación de fondos expone que "había gente que creía que con firmar una u otra casilla era suficiente. Hay mucho contribuyente que no conoce que esto es una forma de que Cáritas reciba dinero de la iglesia y de los fines sociales".

Imagen de archivo de Hacienda.

En del departamento de captación de recursos hay unos 30 voluntarios, repartidos por toda la diócesis. Son ellos los encargados de ir casi puerta por puerta para conseguir concienciar a los contribuyentes. Eso sí, en el último año, con motivo de la pandemia, la forma de proceder ha sido completamente distinta: tuvieron que llamar por teléfono y enviar mil y un correos electrónicos.

También han ayudado las labores de concienciación realizadas por el equipo de comunicación de la Diócesis. Igualmente han participado las parroquias, porque como señala Prado, "somos una familia".

No hay que dejar atrás que Ciudad Real es un provincia solidaria. Lo han demostrado sus ciudadanos desde que comenzó la pandemia. "En este tiempo hemos contado con un apoyo de todos mucho mayor. Todo el mundo ha arrimado el hombro, son muy solidarios".

Rafael, una vida de ayuda

Enrique García, CEO y Cofundador de TaxDown, aplicación creada para ayudar a los contribuyentes a ahorrar con su declaración, explica: "Marcar la X en la casilla y donar el dinero a la Iglesia Católica o a actividades con fines sociales es una decisión voluntaria que puede decidir cada contribuyente. Es importante recordar que puede marcarse una o ambas casillas a la vez, y que en ningún caso esto supone un gasto extra para el contribuyente".

Rafael León es una de esas personas que marca la doble X. Vive en Ciudad Real y explica a EL ESPAÑOL los motivos por lo que lo hace.

Como católico, Rafael (77 años) piensa que hay que marcar la X porque se "pregona la doctrina de Jesucristo. Yo creo que todos tenemos que estar participando en esa enseñanza de la Iglesia. Además, hace una labor social muy importante".

Expone que quienes están cerca del clero pueden comprobar la rectitud de los miembros de la Iglesia, su austeridad y lo cuidadosos que son con los gastos. "Creo que mucha gente no conoce su parroquia. Somos humanos y hay imperfecciones, pero en el clero hay una línea de conducta envidiable. Dedican toda su vida a la enseñanza", defiende Rafael.

Rafael León explicó a EL ESPAÑOL su postulado.

Él, además de ser uno de los contribuyentes, es uno de los voluntarios que ayuda a concienciar en las asesorías fiscales. "La verdad es que siempre tenemos un resultado más que aceptable. Este año se está haciendo por teléfono".  

Esta campaña, que empezó a hacerse hace 5 años, tiene un nuevo objetivo en 2021. La declaración de la Renta se podrá realizar hasta el próximo 30 de junio. En Ciudad Real esperan volver a ser los que más aporten a la Iglesia, superando los datos del pasado año.