Domingo Díaz Jaime Susanna David Palomo

¿Dónde pasará usted la Navidad? Esta pregunta nunca fue fácil de responder. En casa de la suegra, con amigos, con los padres, con el primo tercero que hace años que no ves, con tu pareja… Sin embargo, la crisis del coronavirus lo ha complicado todo aún más. La incertidumbre de qué se podrá o no hacer y de qué se debe o no hacer tiene a media España en vilo. Aunque en un principio parecía que cada comunidad autónoma iba a tomar su camino, finalmente parece que la mayoría acatará las medidas expuestas el pasado martes por el Consejo Interterritorial.

Noticias relacionadas

El debate ha estado marcado por dos polémicas principales. En primer lugar, el número de participantes en las reuniones de Navidad. ¿Un máximo de 6 o de 10? ¿Tenemos que ser todos familiares o pueden venir amigos a casa? También estaba toda la población expectante al segundo debate: movilidad entre comunidades sí o no.

Hace apenas unas semanas, el gobierno anunció que en Navidad se deberían reunir un máximo de seis convivientes. La Comunidad de Madrid salió rápidamente al paso: su plan era establecer un límite de 10. Finalmente, el Consejo Interterritorial celebrado el pasado martes acordó que habría una decena de participantes en cada mesa familiar esta Navidad. Eso sí, los niños cuentan en esta ecuación y se recomienda que no haya más de dos núcleos familiares por casa. 

Más complicado ha resultado establecer el tema de la movilidad. Cierre perimetral de todas las comunidades autónomas del 23 de diciembre al 6 de enero. Eso sí, entre las excepciones se encuentra una puerta que imposibilita cualquier sanción: se podrá cambiar de comunidad para ver a "familiares y allegados". La falta de concreción de qué es un allegado ha provocado la burla de muchos, que entienden que esta decisión del ejecutivo central es similar a no hacer nada. Así, no se necesitará un justificante específico para cambiar de comunidad, mientras se apela a la responsabilidad individual. Hay comunidades, sin embargo, que no lo aceptan y ya han anunciado el endurecimiento de esta medida.

Algunos españoles todavía se atreven a viajar. EFE

También del Consejo Intereterritorial se dedujo el toque de queda para los días festivos de estas Navidades. Así, se podrá estar en la calle durante Nochebuena y Nochevieja hasta las 1.30 horas de los días 25 de diciembre y 1 de enero. Algunas comunidades, sin embargo, han adelantado el horario. 

De esta forma, se ha tratado de evitar que en España haya 17 Navidades distintas. Aun así, cada Comunidad podrá dictar unas medidas más restrictivas de las anunciadas. No será lo común, pero podrían hacerlo. EL ESPAÑOL ha repasado las intenciones de cada región. 

Galicia: sin noticias

La Xunta de Galicia de momento no se ha pronunciado sobre si endurecerá las restricciones del ministro de Sanidad, Salvador Illa. La comunidad gobernada por Alberto Núñez Feijoó tiene actualmente un riesgo medio, con una incidencia acumulada (IA) a 14 días de 224 casos por cada 100.000 habitantes, según las cifras del Ministerio. 

Galicia votó a favor del plan del Gobierno que restringe el desplazamiento entre comunidades salvo en casos de reunificación familiar. Los gallegos con morriña y familia allí podrán volver a casa por Navidad sin problemas.

Asturias: cumple

Asturias acatará las órdenes del Ministerio y tomará medidas. El Principado es actualmente la comunidad con los peores datos de contagio -junto a La Rioja y País Vasco- y tiene algunas de las medidas más duras de España. Actualmente, pesan cierres perimetrales sobre las poblaciones de Oviedo, Gijón, Avilés, Langreo, San Martín del Rey Aurelio y Laviana. En toda la región la hostelería está cerrada desde el pasado 4 de noviembre, más de un mes. 

Ahora, el Gobierno de Adrián Barbón planea levantar las restricciones de movimiento de los citados municipios después del puente de la Constitución, según han confirmado a EFE fuentes del Ejecutivo. Este viernes se publicará en una resolución que prorrogará durante 15 días las medidas restrictivas que llevaron al cierre de toda la actividad económica considerada no esencial, de las actividades culturales y a la suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Oviedo.

Luces navideñas. EFE

Cantabria: no flexibilizará

También Cantabria ha desestimado flexibilizar cualquier medida impuesta por el gobierno central. Acatarán las órdenes salidas del Consejo Interterritorial. La región montañesa tampoco está para tirar cohetes. Aunque sus datos no son tan preocupantes como los de sus vecinos, el riesgo también es extremo. Tiene una incidencia acumulada de 324 casos por cada 100.000 habitantes.  

El Gobierno de Miguel Ángel Revilla decidió este miércoles finalmente prorrogar hasta el 11 de diciembre (inclusive), las medidas excepcionales de confinamiento de todos los municipios y de la comunidad autónoma, vigentes desde hace más de un mes. El toque de queda, además, está desde las 22 horas hasta las 6. El consejero de Salud cántabro ya ha expuesto que no le importa tanto que sean 6 o 10 personas las que se reúnan, mientras que todas pertenezcan al mismo grupo familiar. 

País Vasco: con un plan

País Vasco ya tiene un plan. Han dicho ya que sí a las órdenes del Ministro Illa. Es decir, la movilidad entre el 23 de diciembre y el 6 de enero será exclusivamente para ver a allegados o familiares, además de motivos de índole forzosa. A partir del 10 de diciembre se levantarán los confinamientos municipales. El 24, 25, y 31 de diciembre, así como el 1 de enero, se podrán reunir 10 personas. El resto del tiempo, sólo seis. También estos días se amplía el toque de queda. Por cierto, el horario comercial sigue siendo hasta las 9 de la noche.

Se aconseja suspender todo tipo de comidas empresariales, entre amigos de clubes y demás, pero, si no es posible, mejor celebrarlas en grupos de seis.

Castilla y León: más laxa

Pesa ahora un cierre perimetral sobre las provincias de Segovia, Ávila, Salamanca y León; sobre la ciudad de Burgos; y sobre toda la Comunidad en conjunto. Todas estas medidas serán más laxas en Navidad. Esa era la intención del gobierno regional: acatará las órdenes de lo expuesto por el Ministerio en el Consejo Interterritorial.

La IA de Castilla y León también es alta (358 casos por cada 100.000 habitantes), pero ese reparto no es homogéneo por el enorme territorio. Las ciudades de Burgos es la peor parada. La hostelería está cerrada en todo el territorio, salvo aquellos negocios que pueden hacer envíos y recogidas a domicilio. 

Luces navideñas. EFE

Navarra: contactos vecinales

El Gobierno de Navarra, además de acatar las medidas de Illa, está manteniendo contactos con sus comunidades vecinas para establecer una hoja de ruta común. Hay que tener en cuenta que la comunidad foral está atrapada entre tres comunidades con una altísima tasa de contagios: País Vasco, La Rioja y Aragón. Navarra es la mejor parada de ese cuarteto con una IA a 14 días de 248 casos por cada 100.000 habitantes.

La consejera navarra de Salud, Santos Induráin, explicó este miércoles que la intención de Navarra es llegar a consensos entre las autonomías para que las medidas sean "lo más homogéneas posibles".

La Rioja: cierre perimetral

Otra comunidad más que se suma a lo expuesto por el Gobierno a pesar de que la situación epidemiológica de esta región no es buena. Las muertes continuaban en este inicio de semana, acumulándose un total de seis sólo el miércoles. Además, los casos activos en esta región siguen siendo de 792.

Para La Rioja era fundamental el cierre perimetral de todas las comunidades, por los que fue una de las que más lo defendió dentro del Consejo.

Aragón: flexibilización 

El gobierno aragonés también acatará las medidas del ejecutivo central. De esta forma, flexibilizará algunas de las medidas impuestas a partir del mes de diciembre. La hostelería y el comercio, por ende, podrán disfrutar de medidas más laxas que las actuales, aunque siempre dentro de lo expuesto en el Consejo Interterritorial. Estas medidas, claro está, serán llevadas a cabo en la medida de lo posible. Sara Ripollés, consejera de Sanidad aragonesa, ha advertido ya que si la situación epidemiológica no lo permite, no habrá relajación alguna.

Cataluña: tiene su plan

Cataluña dice tener su propio plan. El gobierno autonómico señala que tiene su propio plan para Navidad y lo hará como estime oportuno. De hecho, se abstuvo en la votación del Consejo Interterritorial.

Lo que no cambia es que del 24 de diciembre al 6 de enero, las medidas de restricción de la movilidad se flexibilizarán, aunque hay una excepción. La intención del ejecutivo catalán es mantener la desescalada por tramos. Es decir, si Cataluña no entra el próximo 21 de diciembre en el tramo tres, no habrá flexibilización que valga: estará prohibido entrar para visitar a familiares o allegados.

Madrid: la discordante

Parecía una locura pero al final Madrid se salió con la suya. 10 personas se podrán reunir en Navidad. Eso sí, la Comunidad de Madrid aún no sabe qué permitirá hacer.

La Puerta del Sol, en plena Navidad. EFE

Por el momento, Madrid rehuye de los cierres. No quiere ni oír hablar de ellos. Por eso, entre otras, no está de acuerdo con lo expuesto en el Consejo Interterritorial. Enrique Ruiz Escudero quería que el último cerrojazo en la región fuera el que ha entrado hoy en vigor hasta el próximo día 14 de diciembre.

Además, entienden desde la Comunidad de Madrid que hay muchas trampas en estas medidas del Gobierno, lo que genera incertidumbre. ¿Qué es un allegado? Es la pregunta que se hacen desde el ejecutivo regional. Así que aún habrá que esperar para ver qué decide.

Comunidad Valenciana: con matices

La Generalitat valenciana es partidaria de seguir las medidas acordadas con el Gobierno en la interterritorial. No obstante, añadirá ciertos matices a esas normas. Por un lado, mantiene el tope de reuniones entre 10 personas el 24, 25 y 31 de diciembre, así como el 1 de enero. Pero el resto días los encuentros no podrán sobrepasar las seis personas.

De hecho, prolongará el cierre perimetral a partir del 9 de diciembre, tras el puente, ante la incidencia acumulada de 243 contagios por cada 100.000 habitantes. Por eso, incluye la posibilidad –sin que haya anunciado o tomado la decisión todavía–, de abrir la comunidad sólo los días de Nochebuena, Nochevieja y Año Nuevo para que se junten las familias.

Además, reducirá el toque de queda, fijado por el Gobierno a las 1:30 horas como máximo, a la una de la madrugada. Mantendrá, eso sí, las restricciones horarias y de aforo tanto en los bares y restaurantes como en el comercio.

Castilla-La Mancha: cierre férreo

Castilla-La Mancha levantará sólo el cierre perimetral los días de Nochebuena y Nochevieja. Eso es lo que transmitió Emiliano García-Page en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y en esas se mantendrá. Es decir, nadie podrá entrar o salir de la región durante el mes de diciembre, salvo que lo haga en los días señalados.

En cuanto a las reuniones familiares, mantendrá el número máximo de 10 personas durante los días de Nochevieja, Nochebuena, Navidad y Año Nuevo. Y el toque de queda nocturno se mantendrá en las mencionadas fechas hasta las 1:30 horas.

Luces navideñas. EFE

Extremadura: serán cumplidores

Extremadura cumplirá pormenorizadamente lo estipulado por el Gobierno: las reuniones serán de un máximo de 10 personas los días señalados (Nochevieja, Nochebuena, Navidad y Año Nuevo) y el toque de queda, en esas mismas fechas, se extenderá hasta las 01:30 horas de la madrugada.

En cuanto al cierre perimetral, lo limitará entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, salvo excepciones: causas de fuerza mayor o reagrupaciones familiares. Se dejará, además, volver a los estudiantes a sus casas.

Murcia: de acuerdo 

La Región de Murcia también acatará lo acordado en el Consejo Intereterritorial y limitará los movimientos entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, con excepciones: dejarán entrar a las personas que acudan a la Comunidad Autónoma para algún encuentro familiar o con allegados los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo.

A su vez, las reuniones máximas de personas serán de 10 en dichas fechas –salvo que se trate de más personas, pero todos convivientes empadronados en el mismo domicilio– y el toque de queda se flexibilizará hasta las 1:30 horas de la madrugada.

Andalucía: asume el plan

La Junta de Andalucía ha asumido el plan del Gobierno central para las Navidades. Aunque, eso sí, con “matices” –todavía por concretar–. Por el momento, los ciudadanos podrán entrar y salir de la región entre el 23 de diciembre y el 6 de enero siempre que sea para reuniones familiares.

Todos ellos se podrán reunir –con un máximo fijado de 10 personas– los días de Nochevieja, Navidad, Nochebuena y Año Nuevo. Con una flexibilidad en el toque de queda: entre las 01:30 horas y las 06:00 de la madrugada. Pero nada está descartado. “Siempre es positivo que haya acuerdo en el conjunto del sistema nacional de salud”, pero, probablemente, en Andalucía “las puliremos un poquito”, ha reconocido el presidente andaluz Juanma Moreno.

Belén hecho con 8.000 globos. EFE

Ceuta y Melilla

Al igual que la mayor parte de las comunidades, las ciudades autónomas tendrán que acatar lo estipulado por el Gobierno. La situación en Ceuta está estabilizada y este jueves, por ejemplo, no se registró ningún contagio. En Melilla, por contra, creen que reducirán el número de convivientes en las reuniones navideñas a menos de diez. Así Mohamed Mohand, consejero de Economía y Políticas Sociales, ya ha expuesto que el número de participantes está expuesto a debate. 

Baleares: 10 en la mesa

El archipiélago balear no estará cerrado perimetralmente, ya que a este sólo se puede acceder por aire o mar. Mantendrán, no obstante, el resto de restricciones emitidas por el Consejo Interterritorial. Cabe destacar que allí ya se permiten las reuniones de diez personas en interior.

Canarias: PCR para los que vuelvan

Canarias es la región con mejor situación epidemiológica de España. Aquí no hay establecido toque de queda, aunque el ejecutivo canario lo pondrá para las fechas claves. Del 23 de diciembre al 10 de enero habrá limitación de movilidad entre la 1 y las 6 horas de la madrugada. Además, las reuniones serán de 6 personas máximo durante toda la navidad, excepto los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero, que podrá haber reuniones de diez personas.

Además, el gobierno prepara pruebas PCR y de antígenos para todos aquellos que tengan que volver a las islas en navidad.