"Preferís vivir como si la muerte no existiera", reflexiona la muerte, interpretada por el actor Quique San Francisco, en el anuncio de Campofrío de la Navidad de 2020 que ha sido publicado este jueves. Esta compañía, cuya publicidad navideña ya forma parte de la tradición anual en España, este año ha querido lanzar un mensaje claro: el homenaje a la vida y el rechazo a la muerte. "¡Que te den!", exclaman un grupo de sanitarios a la muerte. Todo ello, en un año especialmente difícil en el que la pandemia de la Covid-19 en este país ha dejado 45.784 fallecidos.

Noticias relacionadas

Pero Campofrío quiere recordarnos el lado positivo de las cosas. El confinamiento, por ejemplo, ha servido para los reecuentros familiares. "Yo os tuve que encerrar para que os reencontrarais con vuestros hijos", dice la muerte en su monólogo. Algo que, realmente, no está lejos de la realidad porque en aquellos meses de marzo, abril y mayo no pudimos salir de casa y las relaciones familiares se intesificaron.

De hecho, el momento más entrañable de la propaganda navideña es cuando una anciana, interpretada María Galiana, la abuela de la serie Cuéntame cómo pasó, mira a la muerte a la cara y le dice: "No me das ningún miedo. ¿Sabes por qué? Porque he vivido siempre como he querido". Es un claro mensaje de rechazo a la muerte y al dolor que ha causado la pandemia en este 2020.

Campofrío, de hecho, pone en relieve el "milagro" de estar "vivos". Este anuncio, a fin de cuentas, es un homenaje a la vida. Aunque recuerda que la "cosa está muy chunga" y que no nos podemos "achuchar ni nada", la publicidad sentencia: "No hay ningún día que no merezca ser vivido".

El anuncio finaliza, además, con un mensaje conmovedor que dice: "Dedicado a los que se fueron. Y a todos los que siguen intentando cada día, disfrutar del regalo de la vida".