Letizia, Felipe VI y Sofía (fuera de la foto)

Letizia, Felipe VI y Sofía (fuera de la foto)

Reportajes

El calvario de la reina Sofía: sola, no se siente arropada ni por Felipe VI ni por su nuera Letizia

La Emérita no ha salido de Marivent hasta que los actuales Reyes han abandonado la isla tras sus vacaciones. 

23 agosto, 2020 02:31

Noticias relacionadas

Si alguien pensaba que con la huida a Abu Dabi de don Juan Carlos las aguas iban a calmarse para la Casa del Rey, estaba muy equivocado. Corinna Larsen sigue teniendo munición guardada en el cargador para continuar con su guerra personal contra la institución que, según sus propias palabras, intenta responsabilizarla de todos sus asuntos oscuros. Si las distintas minas puestas en el camino por la alemana ya estaban siendo complicadas de desactivar por el equipo de Felipe VI, una nueva bomba esperaba, en formato de exclusiva en la BBC, el pasado jueves. La ex amante de don Juan Carlos hablaba, con todo detalle sobre la relación que mantuvo con el ex Jefe del Estado, y acusa a Zarzuela de intentar culparla de todos sus males.

Si en el recinto de El Pardo las nuevas declaraciones de la ‘amiga entrañable’ del emérito han sonado altas y claras, a unos 650 kilómetros de distancia, en la bahía de Palma de Mallorca, dentro de los muros de Marivent debieron resonar como un eco que se repite una y otra vez y que parece no tener fin. Allí, la reina Sofía escuchaba como la empresaria alemana aclaraba el matrimonio de los eméritos, con 58 años de historia a todo el público: "Me comentó que tenían un acuerdo para representar a la Corona, pero que tenían vidas totalmente independientes. Y él acababa de salir de una relación de casi 20 años con otra mujer que también ocupó un lugar muy importante en su corazón", declaraba Corinna para la televisión pública británica.

"La reina Sofía ya no puede estar más triste. Está muy afectada por la marcha de Juan Carlos a Abu Dabi. Ambos han vivido la amargura del exilio y es un destino que no quiere para su marido, por muchas jugarretas que le haya hecho. La entrevista de Corina a la BBC es una más de las muchas humillaciones que ha tenido que vivir una mujer que, por encima de todo, es reina", confiesa un amigo muy cercano a la madre de Felipe VI. "Pero es que tampoco se siente arropada por su hijo y su nuera. Sólo tiene a sus hijas, las Infantas, y tampoco te creas que mucho porque ellas tienen sus propios problemas. Ahora irá la duquesa de Lugo unos días a Palma, pero lo que ha pasado este verano en Marivent le deja claro que está sola", añade.

Vacaciones en Mallorca

Y es que los actuales Reyes han pasado 12 días de vacaciones en Mallorca. Durante la estancia de Felipe y Letizia en Marivent, dos cuestiones han sobrevolado todas las apariciones de los Monarcas: ¿dónde estaba don Juan Carlos y por qué la reina Sofía no les ha acompañado ni una sola vez? Tras resolver la primera de las preguntas, el pasado lunes, cuando la Casa del Rey confirmó que el emérito estaba en Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, el Jefe del Estado y su familia regresaban a Madrid sin que la madre de Felipe VI apareciera en escena ni una vez.

"Se trata de que los actuales Reyes no tengan ninguna relación con la anterior etapa. A ella no le van a quitar la asignación ni las cuatro actividades que realiza al año, pero eso no significa que vayan a salir con ella. Es una baja colateral de todo esto que ha pasado. Ahora veremos cómo lo lleva. Porque esto no es solo por fuera. Por dentro las cosas están igual", cuenta a este periódico una fuente cercana a Zarzuela.

Felipe, Letizia y sus hijas, las infantas Leonor y Sofía.

Felipe, Letizia y sus hijas, las infantas Leonor y Sofía.

Se había dado por hecho que la reina Sofía se uniría a su hijo y su nuera en alguno de los actos oficiales de la isla. O que se iría de compras o al cine con sus dos nietas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía, como había ocurrido en los anteriores veranos. En año pasado la vimos junto a la Reina y sus dos hijas disfrutando del ballet El lago de los cisnes y en el mercadillo de los domingos de Pollesa. Y fue todavía más importante en 2018, con la reciente ‘Crisis de las dos reinas’ tan reciente. Por lo que la Casa Real quiso aprovechar la reunión familiar en Marivent para trasladar una imagen de unión familiar mostrando a la emérita de la mano de su nieta Leonor y la Infanta Sofía en un mercado en Palma. Pero este año nada. "Cuando les interesa. Este verano no la querían cerca, así que nada. Mientras ellos han estado allí, ella ha estado encerrada, que nadie la vea. No es triste, es humillante", sentencia una amiga muy cercana a la familia.

En las jornadas que los Reyes y sus hijas han estado en Marivent han compartido recinto con Sofía pero no estancia. El palacio posee varias viviendas. En la principal, la emérita tiene sus habitaciones privadas y también se encuentra el despacho del Rey. Allí, recibió la semana pasada Felipe VI al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Pero los Reyes duermen en Son Vent, una de las casas que se construyeron dentro de la ampliación del recinto para que cada uno de los hijos de Juan Carlos y Sofía tuvieran su espacio privado. La edificación principal, donde duerme la madre de Felipe VI, no es muy grande. De hecho, el Rey contó en una ocasión que siendo adolescente le tocó dormir en un colchón en la terraza porque había muchos invitados en la casa.

Salida a la calle

Ha sido irse Felipe y Letizia de la isla y volver a ver a Sofía por la calle. Fue el pasado miércoles en compañía del matrimonio Radziwill Fruchaud y su hermana Irene. El grupo de amigos se tomaron un refresco en una terraza de Palma y ajenos a las miradas indiscretas conversaban amistosamente.

En estos momentos en los que la soledad y la tristeza se hace más patente que nunca en la vida de la reina griega, son estas tres personas su mejor apoyo. Su hermana pequeña Irene no se separa de ella desde hace años, solo se marcha de su lado para hacer los dos viajes anuales a la India para supervisar la ONG que gestiona en Bombay.

La reina Sofía, acompañada por sus amigos y su hermana Irene.

La reina Sofía, acompañada por sus amigos y su hermana Irene.

El caso de Tatiana Radziwill y su marido Henry es distinto. La Princesa alemana y Sofía son amigas desde la infancia. Es nieta del príncipe Jorge de Grecia, primo del padre de la Emérita. El nazismo obligó a los padres de Tatiana, un noble polaco, y la princesa Eugenia de Grecia, a exiliarse a Sudáfrica, donde los padres de Sofía, Pablo y Federica hacían lo mismo. A partir de ahí, ambas se criaron juntas a su vuelta a Atenas, con su prima creciendo al lado de la futura reina de España y sus dos hermanos.



En lo que respecta a Jean Henry, su relación con la familia de Sofía de Grecia es igualmente estrecha, hasta el punto de que el ex rey Constantino le considera su médico personal. El matrimonio, íntimo amigo del duque de Edimburgo y de la reina Margarita de Dinamarca, es una de las parejas ‘royals’ más establecidas y con mejores relaciones de la nobleza europea. "Pero Tatiana nunca ha podido con Juanito, hace muchos años que no se hablan. No le ha gustado nunca. Ha sido siempre el paño de lágrimas de su prima y ahora su mejor compañía. Sin duda, es con ellos con quien más a gusto se siente Sofía y será ahora cuando más los necesite", cuenta la misma amiga de la familia

Juan Carlos ha dejado con su marcha a Sofía en una posición muy delicada. Es la gran damnificada por todo este tsunami que ha vuelto a arrasar Zarzuela. La Casa del Rey puede presumir de ser un verdadero ave Fénix que resurge, una y otra vez, de sus cenizas. Para la Emérita queda un incierto papel que va a desempeñar en el futuro dentro de la institución.

Desde que el primer día del estado de alarma, allá por el 15 de marzo, saltara el escándalo de las cuentas ocultas de Juan Carlos en Suiza, la estrategia del equipo de Felipe VI ha sido olvidar también a la madre del Rey, con el objetivo de potenciar la imagen de una Familia Real solo compuesta por Felipe, Letizia, Leonor y Sofía. "Pero nadie va a sacar a la reina Sofía de Zarzuela, eso ni se plantea. Además, ya dijo el emérito que él volvía en septiembre. En cualquier caso, la madre del rey y su tía Irene seguirán viviendo en los apartamentos privados del palacete que ocupa desde hace más de 40 años. Ella seguirá allí todo el tiempo que quiera", precisa una persona cercana al equipo de Felipe VI.

Entre la opinión pública una duda sobrevuela el perfil de doña Sofía: ¿la reina emérita es de las que cree que su marido ha arrojado por la borda todos sus éxitos con sus escándalos financieros y de faldas, o por el contrario cree que como él los triunfos que lograron juntos compensan sus errores y hacen injusta la marcha del ex Jefe del Estado?

Si la opción de la madre de Felipe VI fuera la primera, lo normal es que hubiera participado más en Palma uniéndose a la Familia Real en sus actos y conservando así su posición en Zarzuela sin pensar en lo que le pase a su marido. Pero lo cierto es que el año pasado, vimos a unos eméritos más unidos que nunca, dejándose ver en público en varias ocasiones. "Ella está frustrada porque se está poniendo en entredicho el reinado de su marido, pero es que también fue el suyo. Sofía no va justificar los negocios, que todavía no se sabe que si son ilegales o no, de Juan Carlos. Tampoco lo hizo con los de Urdangarín, pero no por eso va a estar de acuerdo con el exilio o con la expulsión del círculo más cercano a los Borbón y Grecia de los ex duques de Palma Sigue siendo ‘Juanito’ y su yerno. Y eso para ella, la familia, son lazos sagrados", termina una amiga de la emérita.