Oussama, Dayana y el coche donde perdió la vida el primero.

Oussama, Dayana y el coche donde perdió la vida el primero.

Reportajes

Dayana, la viuda de la M-50 tras un mes de casada: su marido, uno de los tres jóvenes muertos

El coche circulaba a gran velocidad y una distracción del conductor provocó el fatal suceso, según las primeras hipótesis. La investigación sigue abierta. 

Noticias relacionadas

Dayana G. R. se despidió de su marido, Oussama, tras la cena de Nochebuena. El hombre, de 23 años, dijo que se iba a tomar algo con sus amigos. Él y otras tres personas se subieron a un Ford Mondeo. En el kilómetro 37 de la M-50, el conductor perdió el control del vehículo y recorrió unos 50 metros llevándose el guardarraíl por delante para terminar destrozado en la cuneta. Oussama y otros dos ocupantes murieron en el acto. El cuarto, que iba en el asiento trasero derecho, se encuentra ingresado en el Hospital Clínico con las dos piernas fracturadas.

La familia de Oussama pasó toda la noche en vela sin saber de él. Cuando vieron la noticia del accidente, contactaron con las autoridades temiendo lo peor. Una fotografía enviada por el Instituto Anatómico Forense a Dayana confirmaba la tragedia: su marido, con el que se había casado un mes antes, había muerto en el accidente.

Oussama y Dayana son padres de un niño de cuatro meses. Él era menor de siete hermanos y trabajaba como panadero con su padre en la localidad madrileña de San Fernando de Henares. Hacía apenas un mes que se había casado con Dayana, que también tenía 23 años.

Él era de origen marroquí y nacionalidad española. Ella, de ascendencia cubana, nacida y criada en Rivas Vaciamadrid. "Gracias por compartir tu vida conmigo. Voy a cuidar de tu tesoro [en referencia al hijo de ambos]. Dame fuerza, cariño mío, para seguir sin ti. Ha sido un placer vivir y estar contigo hasta el final como prometimos aunque me he quedado con ganas de más. Disfruta de ese lugar tan bonito donde estás. Te amo", ha escrito la viuda en su muro de Facebook, junto a una foto de los tres.

Dayana es bastante conocida en la localidad madrileña. Hace cuatro años regentaba una tienda de moda llamada Dyn’s, en el centro comercial Covibar. El negocio no duró mucho y tuvo que echar el cierre.

Oussama, Dayana y el hijo de ambos.

Oussama, Dayana y el hijo de ambos.

Una distracción

El accidente mortal se produjo en la M-50 a la altura de la A-3. Antes del suceso, algunas llamadas a los servicios de emergencias alertaban de que había un coche circulando a gran velocidad por la autopista de circunvalación.  

Las primeras hipótesis apuntan a que el conductor (no era Oussama) tuvo una distracción que provocó el fatal accidente. Eso indican el estado del coche y el lugar en el que ocurrieron los hechos, sin embargo, la Guardia Civil sigue investigando.

Los servicios de emergencia tuvieron que serrar la carrocería del vehículo para extraer los cuerpos, incluido el del único superviviente, que fue rápidamente trasladado al Hospital Clínico con las dos piernas fracturadas. Su vida está fuera de peligro.

Menos suerte tuvieron Oussama y los otros dos ocupantes del vehículo. Uno de ellos salió disparado del coche en el momento del accidente. Los cuatro eran de origen magrebí y tenían entre 19 y 23 años.

Estos no son los únicos fallecidos que dejó la carretera en Nochebuena. Unas horas antes de este accidente, otro se cobraba la vida de un hombre de 78 años en la M-507 a la altura de Navalcarnero.