El avión despega de Barcelona a primera hora de la mañana todos los lunes.

El avión despega de Barcelona a primera hora de la mañana todos los lunes.

Reportajes

El misterio del avión de Ryanair que da vueltas 20 minutos todos los lunes sobre Santander

El vuelo llega antes de que las pistas del Aeropuerto Seve Ballesteros se abran. Durante todo ese tiempo llega a consumir mil litros de queroseno.

Noticias relacionadas

Todos los lunes, un avión de Ryanair despega del Aeropuerto de El Prat a las 6 y 10 de la mañana. Aterriza poco menos de una hora después en Santander. Hasta aquí todo es correcto, pero ¿cuál es el problema con el que se encuentra la tripulación en ese viaje? Los trabajadores de pista del Aeropuerto Seve Ballesteros no comienzan a trabajar hasta las siete y media. Por eso, durante 20 minutos, la aeronave hace tiempo volando en círculos

Como ha informado Cadena Ser, durante esos minutos, el aparato llega a consumir casi mil litros de queroseno y emite más de dos toneladas de CO2. Todo un despropósito que le hace un flaco favor al medio ambiente. Desde el aeropuerto cántabro, insisten en que el horario es el mismo desde hace años y remiten a Ryanair para exigir algún tipo de explicación. Además, la compañía ha informado que no dará ninguna declaración respecto al vuelo Barcelona-Santander. Es cierto que es un hecho común operar con cierto margen de tiempo, así se palían retrasos. Tampoco las largas maniobras de aterrizaje son algo extraordinario

Desde el aeropuerto Seve Ballesteros, afirman desconocer por qué Ryanair programa un vuelo que llega antes de la apertura de la pista. Por su parte, Aena ha confirmado algunas quejas por parte de los pasajeros, quienes inciden en las largas maniobras que realiza la aeronave. Además, niegan que las emisiones y el ruido hayan provocado tensiones entre los vecinos de la zona. Cabe destacar que Ryanair solo opera los lunes a ese horario, durante la semana oferta cuatro conexiones más, pero siempre en franjas más avanzadas del día. 

Esta noticia llega en la misma semana que se celebra en Madrid, la Cumbre del Clima. En la misma, se están reuniendo representantes de todo el mundo con el fin de encontrar las vías necesarias para poder reforzar el cumplimiento del Acuerdo de París. Desde el 2 al 16 de diciembre, en IFEMA, la conferencia coincide con la publicación de los preocupantes datos que muestran una grave crisis climática. Esta tiene efectos negativos sobre las vidas de las personas en todos los rincones del mundo.