Wafa, a la izquierda, y Marta Calvo, situada a la derecha de la imagen.

Wafa, a la izquierda, y Marta Calvo, situada a la derecha de la imagen.

Reportajes

Alerta por la desaparición de una joven de 19 años cerca de donde se le perdió la pista a Marta Calvo

Wafa despareció hace más de tres semanas, pero no ha sido denunciada hasta ahora, ya que vivía a caballo entre la casa de su madre y unos amigos.

Noticias relacionadas

Wafa, una joven valenciana de 19 años, lleva tres semanas desaparecida. A la mujer se le perdió la pista a principios de noviembre y, desde ese momento, no ha utilizado su teléfono móvil ni se ha puesto en contacto con sus familiares o amigos. Se trata de una desaparición de alto riesgo, no solo por las circunstancias que la rodean, si no porque se ha producido a poco más de 10 kilómetros de donde se esfumó Marta Calvo. La ausencia de Wafa coincide con los días en los que la Guardia Civil le perdió la pista a Jorge, el único sospechoso por la desaparición de Marta. 

Además, Jorge se ha entregado a la Guardia Civil en la localidad de Carcaixent, la misma donde desapareció Wafa. "Creemos que las dos desapariciones pueden no tener ningún nexo en común", ha apuntado Juan Carlos Fulgencio, delegado del Gobierno de la Comunidad Valenciana. Además, no se baraja que Wafa haya sufrido "ningún tipo de agresión, sino que se trata de una huida voluntaria". Por tanto, a no ser que se produzca un giro en la investigación, la desaparición de la joven no estaría vinculada a la de Marta. Wafa utilizó su teléfono móvil el pasado 14 de noviembre, cuando Jorge -presumiblemente- ya había huido de la Ribera. 

La última persona que estuvo con Wafa fue una amiga, a quien la Guardia Civil ya ha tomado declaración al menos una vez. La denuncia la interpuso su madre, 16 días después de la desaparición real. La razón por la que se demoró tanto es porque Wafa no vivía con su familia, si no que residía entre las viviendas de dos amigos. Como apunta Levante-EMV, la madre estaba acostumbrada a no verla en días.

Jorge se ha entregado

El citado diario afirma que la madre habló con estos dos compañeros y ninguno de ellos supo decirle dónde se encontraba su hija. Para entonces, Wafa ya no respondía a su teléfono móvil, que todavía pertenece inactivo. Tras darle unos días de margen, la mujer acudió a la Guardia Civil, donde interpuso la denuncia. Esto provocó la inmediata apertura de una investigación por parte de la Policía Judicial de Sueca. El mismo que ha asumido la desaparición de Marta Calvo. 

Jorge, el único sospechoso por la desaparición de la joven Marta Calvo, se ha entregado a la Guardia Civil. A la joven se le perdió la pista el pasado 7 de noviembre en la localidad de Manuel (Valencia), a más de 100 kilómetros de su casa. Su última conexión a las redes sociales se produjo sobre la seis de la mañana, cuando le envió su ubicación a su madre. Desde ese momento, nada más se sabe de Marta y Jorge, el chico con el que había quedado. 

Marta Calvo desapareció el pasado 7 de noviembre en Manuel (Valencia).

Marta Calvo desapareció el pasado 7 de noviembre en Manuel (Valencia).

Los agentes han realizado una ardua investigación para dar con el paradero del hombre, de 35 años y de nacionalidad colombiana. Además, han buscado en acequias y canales para encontrar a Marta, ya que todo parece indicar que se produjo una agresión en la vivienda de Manuel y esto provocó la muerte de la joven. El sospechoso se encuentra en dependencias policiales a la espera de ser interrogado.