El turista suizo y el dibujo que se encontró en casa de los Guerrero.

El turista suizo y el dibujo que se encontró en casa de los Guerrero.

Reportajes

Este es el suizo que dibujó el niño pintor antes de desaparecer: la pista que llega 32 años después

Gema recibió una pintura en su buzón; había sido dibujada por David días antes de desaparecer. Era muy parecida a una de las pistas clave del caso.

Noticias relacionadas

Hace unos días, la malagueña Gema abrió su buzón y entre los panfletos de publicidad encontró un papel que le sorprendió: era el dibujo que le había regalado David Guerrero -el niño pintor- antes de desaparecer. Ella misma a la Guardia Civil a finales de los 80, cuando comenzó la búsqueda del joven. Ahora, la Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer cómo llegó ese dibujo hasta el buzón de su compañera de clase. 

Como publica Diario Sur, los agentes han comenzado por tomar declaración a Gema. La mujer sigue residiendo en Málaga -como así lo hacía cuando desapareció David-, aunque no está empadronada en el edificio donde recibió el dibujo. Pero esto no impidió que alguien lo depositara en el buzón, aunque no iba acompañado de un sobre o cualquier otro indicio. El dibujo fue realizado por David en una de las clases extraescolares, sobre el 6 de abril de 1987. Tras esto, se lo regaló a su amiga Gema. 

[Ampliar información: La pista sobre el niño pintor que ha aparecido en el buzón de una amiga: una misteriosa caricatura].

Futuro prometedor en el dibujo

David Guerrero Guevara desapareció hace más de 32 años. El chico salió de su casa de Málaga para dirigirse hasta una galería de arte, donde se exponía uno de sus cuadros. Tras esto, tenía pensado acudir a sus clases de dibujo -a las que iba asiduamente-. Para ello, tenía que coger un autobús desde su vivienda, situada en la barriada malagueña 25 años de paz. Cuando el chico no volvió a última hora de la tarde, sus padres comenzaron a preocuparse. Su progenitor decidió acercarse hasta la peña donde recibía las clases para ver si su hijo había pasado por ahí. Pero la respuesta fue negativa. 

El niño pintor junto a uno de sus dibujos.

El niño pintor junto a uno de sus dibujos.

Al día siguiente, los padres denunciaron la desaparición de David Guerrero ante la Policía. Los meses fueron pasando y las pistas sobre el paradero del joven eran escasas. Más de 10.000 personas se manifestaron en Málaga para exigir alguna información sobre David, pero no obtuvieron nada. El primer indicio llegó a finales de 1988, cuando un matrimonio afirmó haber visto al joven pintando en las calles de Lisboa. Pero cuando los investigadores siguieron la pista, tampoco encontraron nada. 

¿Existió Gervasio?

La última que cobró más fuerza fue la relacionada con un turista suizo. Cuando el chico desapareció, este hombre se encontraba hospedado en un hotel de Málaga. En la casa de los Guerrero, se encontró la caricatura de un hombre y sus facciones coincidían a la perfección con la del suizo. Además, una camarera de piso encontró en su habitación del hotel una servilleta donde se podía leer: "David Guerrero. Huelín". Pero cuando la Policía comenzó a investigar este extremo, el hombre ya había fallecido.

Casualmente, el dibujo coincidía con el que le regaló a Gema y realizó unos días antes de su desaparición. Lo único que cambiaba era expresión de la cara. Cuando los agentes investigaron la marcha de David, le pidieron a la compañera de clase que entregara la pintura a la Guardia Civil. Se trataba de una de las pistas más fiables que tenían sobre el joven. Y todo apuntaba a que había pasado todo este tiempo entre los archivos que tenían los investigadores en su poder. 

La carta que recibió la familia Guerrero en su buzón.

La carta que recibió la familia Guerrero en su buzón. Telecinco

Pero cuando hace unas semanas apareció el dibujo en su buzón, Gema avisó de inmediato al hermano de David, Jorge. Junto a su otro hermano y a un investigador han podido reconstruir qué fue lo que hizo el joven pintor durante la tarde de su desaparición. Además, otra pista llegó de forma anónima hace unos meses a la familia Guerrero fue una carta. En la misma, se explicaba que un tal Gervasio había tenido algo que ver en la desaparición de David. Como apuntaba la misma, el hombre formaba parte de la peña donde el chico recibía sus clases de pintura. A través de las redes sociales, la familia trató de localizar a Gervasio, pero -todavía- no han recibido ninguna pista.