Imagen de una plaza en el Puente de Vallecas (Madrid).

Imagen de una plaza en el Puente de Vallecas (Madrid).

Reportajes

'Vallecas city', el barrio de Madrid con más armas de fuego ilegales: se dispara la violencia

En la última reyerta entre bandas resultaron heridos siete jóvenes, uno grave por cuatro disparos. La violencia en el distrito supera por primera vez a la del Centro. 

11.30 horas. Puente de Vallecas. Es martes. La normalidad inunda las calles de este distrito madrileño. Coches que van y vienen, vecinos que caminan hacia el trabajo, señoras y señores que hacen la compra en su mercado de toda la vida, otros que simplemente se encuentran y comparten una conversación espontánea... Nada parece que haya cambiado en el barrio más proletario de Madrid, tal y como se le denominó siempre. Pero sí, todo es distinto

Ya poco o nada queda de lo que escribía su poeta más ilustre, Luis Pastor: Memoria de la vida en otro tiempo donde los descampados marcaban las distancias / Fronteras de barro en las calles oscuras, universo humano de la clase obrera de todas las Españas. Ahora es difícil que los vecinos borren de su mente el ruido de los disparos, de las peleas callejeras o de los machetazos a plena luz de día.

La violencia ha llegado a este barrio y parece que para quedarse si no se remedia. Así se refleja en los últimos datos aportados por la Policía Municipal. En los primeros seis meses de ese año, Puente de Vallecas es el distrito con más casos de tenencia ilegal de armas en Madrid. Hasta el momento, se contabilizan 75 denuncias. Esta cifra supera al distrito que siempre había tenido más registros, el Centro.

Ese no es el único indicador, pues las reyertas entre bandas rivales en el barrio madrileño son constantes, algo que tiene en un continuo estado de alarma a sus vecinos de toda la vida. Carmen, sin ir más lejos, apenas sale de casa. Tiene miedo. Esta vecina de 65 años lleva viviendo 30 años entre estas calles y nunca había recordado tantos episodios de violencia seguidos en el barrio. "El barrio ha cambiado mucho, da miedo, sobre todo por las noches y madrugadas", cuenta esta mujer. 

La última reyerta 

En la calle, donde se produjo el tiroteo, todavía se advierten restos de sangre.

En la calle, donde se produjo el tiroteo, todavía se advierten restos de sangre.

No han pasado ni 24 horas desde que fue testigo de la última pelea callejera, el lunes por la noche. Eran las 23.30 horas y de pronto escuchó varios disparos en su calle, la de Peña Gorbea. Dos bandas latinas, la de Los Trinitarios y Los Dominican Don't Play, protagonizaban una sangrienta pelea, en la que resultaban heridos siete jóvenes, de entre 20 y 22 años, uno de ellos grave, tras recibir cuatro disparos en la espalda. 

Los miembros de una banda, con machetes y armas de fuego, fueron a la caza de sus rivales, sin piedad. Los asaltaron en el número 40, frente a un locutorio, donde algunos pudieron resguardarse ante la sorpresa del dueño del local.

La trifulca se extendió por varias calles de la zona, pero fue en este local donde terminó y donde este martes todavía podían advertirse restos de sangre. Uno de los heridos graves sufrió cuatro heridas por arma de fuego en la espalda y dos de arma blanca. Otro joven recibió un machetazo en el ojo, un tercero una cuchillada en la mandíbula que le ha roto varios huesos y el último una herida en la espalda. La Policía detuvo a nueve personas, entre ellas dos menores. 

"Aquí toda esta gente tiene armas, y por eso da mucho miedo salir a la calle de noche", cuenta la vecina. La Policía ha encontrado todo tipo de armas en los operativos: cuchillos, navajas, machetes, pistolas y hasta escopetas. Esto último fue lo que se halló en una de las últimas intervenciones, el pasado agosto. Tras una pelea entre dos familias, una mujer resultó herida después de recibir un perdigonazo de escopeta. Fueron detenidas cinco personas y denunciadas por tenencia ilegal. 

Si bien, Puente de Vallecas no es el único con esta problemática creciente. También están los barrios madrileños de Vallecas Villa, Ciudad Lineal, San Blas, Puente de Vallecas, Moratalaz y Vicálvaro. Los datos de la Policía ratifican el incremento de la violencia. Estos aumentos generaron que la tenencia ilegal de armas suba a un 48,3%: de 296 denuncias registradas en 2018, solo hasta septiembre de este año ya son 439.