Riet, a la izquierda, y Danny, su pareja y verdugo, a la derecha.

Riet, a la izquierda, y Danny, su pareja y verdugo, a la derecha. E.E.

Reportajes

El infierno de la sufridora Riet, la peluquera de Calpe cosida a puñaladas por su marido

La vida de las víctimas (34): El círculo cercano a la pareja asegura que había intentado separarse de él y que las discusiones eran constantes. 

Noticias relacionadas

Riet Suy llevaba tiempo viviendo un auténtico “infierno”. Lo sabía hasta su círculo cercano, que veía como ella y su pareja, Danny Lauwers, discutían frecuentemente y que él se ponía violento. Pero nadie denunció y la madrugada de este lunes Danny acabó con la vida de Riet en la casa de ambos ubicada en la localidad alicantina de Calpe. Fue la hija de ella la que se encontró a su madre con varias puñaladas en el tórax, sin poder hacer nada más. Riet ha pasado así a convertirse en la víctima mortal número 34 de la violencia machista en lo que va de año y es la segunda en dos días.

Ambos de origen belga, Riet -Rita- tenía 57 años y Danny 61. Según han trasladado a EL ESPAÑOL conocidos de la pareja, se conocieron en la localidad de Wilrijk, en Amberes e iniciaron su relación hace aproximadamente cuatro años. Ahí, ella regentaba una peluquería y él un bar. Cuando les llegó la jubilación, no se lo pensaron más y eligieron trasladarse al sol de Calpe, donde hay una numerosa comunidad de belgas.

El pasado domingo la pareja estuvo celebrando, junto a otros muchos compatriotas, el día nacional de Bélgica. Al mediodía tuvo lugar una comida y por la noche una fiesta en el Oceana Club en la cala de les Bassetes. Ahí muchos les vieron discutir de nuevo, como de costumbre, pero acabaron yéndose a su casa en la urbanización Vallesa en el coche de él.

La pareja había llegado a Calpe hace dos años, tras jubilarse.

La pareja había llegado a Calpe hace dos años, tras jubilarse. E.E.

Lo que sucede después sigue siendo una incógnita. Fue poco antes de las 1:30 de la madrugada del lunes cuando la hija de Riet, Sam, de 19 años, se encontró a su madre tendida en el suelo de la vivienda. Sam es fruto del matrimonio anterior de Riet y esa misma noche llegaba a Calpe para visitar a su madre. Pocas horas antes de morir la propia Riet había estado comentando a sus amigos que su hija iba a ir a visitarla.

Una puñalada en el corazón

Cuando Sam llegó a la vivienda que su madre compartía con Danny se encontró a su madre tendida en el suelo del salón y a él muy malherido. Él le había propiciado varias puñaladas con un cuchillo de la cocina, una de ellas le alcanzó el corazón, y luego intentó suicidarse clavándose el cuchillo a sí mismo. Llegó a hacerlo hasta en cuatro ocasiones y, cuando llegó la hija, todavía tenía el arma clavada en el abdomen.

Los servicios de emergencia no pudieron hacer otra cosa que confirmar la muerte de Riet y él fue trasladado al hospital de Marina Salud de Denia, donde tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. Según el diario Información, una de las principales hipótesis que baraja la Guardia Civil, encargada de la investigación, es que Danny atacó a Riet después de que ella se negara a mantener relaciones sexuales con él.

Riet y su verdugo habían llegado a Calpe hace dos años y medio para vivir su jubilación. Sin embargo, no se empadronaron hasta hace apenas cuatro meses. En la localidad alicantina llevaban una vida normal de jubilados, disfrutando del sol y participando activamente en las numerosas actividades sociales que celebran los belgas en Calpe. Sin embargo, lejos de la normalidad, las discusiones eran muy frecuentes.

“Estaba en un infierno”

Varios conocidos de la pareja han relatado que solían pelearse mucho y que él tendía a reaccionar de manera violenta. Según Información, ella incluso había intentado acabar con la relación y en algunas ocasiones había llegado a dormir en un hotel para evitar volver a casa con él. Pero, como en muchos casos de violencia de género, siempre acababan juntos de nuevo.

Él regentaba un bar cerca de Amberes y ella una peluquería.

Él regentaba un bar cerca de Amberes y ella una peluquería. E.E.

La subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, ha contado este martes que las amistades de Riet ya sabían que “estaba en un infierno”. Lo ha hecho tras el minuto de silencio que se ha celebrado en el Instituto Social de la Marina en Alicante como repulsa al crimen y ha instado a denunciar siempre que se vea que hay una mujer “aterrorizada”.

La propia hija de Riet también ha reconocido a las autoridades que sí que eran frecuentes las discusiones “subidas de tono”. Sin embargo, en ningún momento hubo ninguna denuncia por violencia de género y Danny no tenía antecedentes penales ni en España ni en Bélgica.

Él se niega a colaborar

Tras ser encontrado herido y ser trasladado al hospital, Danny fue intervenido quirúrgicamente la mañana de este lunes y por la tarde pasó a una habitación, custodiado por la Guardia Civil en calidad de detenido. Ahí, los agentes han intentado esclarecer lo sucedido pero él se ha negado a colaborar.

Según ha trasladado el delegado del Gobierno de la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, Danny se encontraba este martes en condiciones adecuadas para prestar declaración tras recuperarse de la anestesia pero “se ha negado”, ha recogido la agencia Efe. El arrestado "volverá a ser interrogado" y, si no declara, "en cuanto abandone al hospital lo volverá a intentar la autoridad judicial".

Riet es la trigesimocuarta mujer asesinada este año por su pareja o expareja. En España, en 2019, también han sido asesinadas María del Carmen, de 45 años; Elena, de 54 años; Mónica BorrásMonika Asenova, de 29 años;  Piedad, de 51 añosJuana Ureña, de 47 años; Irene LópezNelea, de 22 años;  María Soledad Bobet; Gloria Tornay Naranjo, de 58 años; María José Aboy Guimarey, 43 años; Estrella Domínguez, 63 años; Sheila Chazarro Moyano29 años;Daría Oliva Luna, 20 años; Rosa María Concepción Hernández, 60 años; Rosa Romero Rueda, 69 años;Rebeca Santamalia, de 47 años; Romina Celeste, de 28 años; Leonor Múñoz González, de 47 años; Rebeca Alexandra Cadete,de 26 años, Manuela B.B., de 61 años y Maisu, de 47.. La serie 'La vida de las víctimas' contabilizó 47 mujeres asesinadas en 2018 y 53 mujeres en 2017.