Juan Román, el comandante Medina, estaba jugando a las cartas en el bar a las 12:00 horas de este miércoles cuando dijo que se iba porque tenía que hacer un recado. Un compañero lo sustituyó y él se fue. Pero no a comprar el pan o aceite para cocinar. No. Se dirigió a la casa de la madre de Elena, donde vivían. Allí, cogió un rifle y mató a su mujer. Después, salió corriendo y poco después se suicidó con un arma de fuego –todo indica a que con el mismo rifle–. 

Noticias relacionadas

“¡Han encontrado dos cadáveres!”. Se escuchó poco después del suceso en El Colmenar, una pequeña pedanía de Cortes de la Frontera (Málaga). La Guardia Civil, minutos antes de que la noticia tomara las calles, había hallado dos cuerpos: el de Elena Peinado Gil, en su casa; y el de Juan Román Medina, a pocos metros del primero, en la calle. Ambos estaban casados y vivían juntos. Por eso, la principal hipótesis que se maneja es que se trataría, una vez más, de un crimen por violencia de género. 

Elena Peinado Gil, de 47 años, había estado viviendo durante un tiempo en Marbella, pero ahora residía en El Colmenar. “Ella era de aquí, su madre se había puesto mala y estaba cuidándola. Desde entonces, no trabajaba”, cuenta una vecina en conversación con EL ESPAÑOL. Había regresado al pueblo y era ama de casa. “Pero hace año y medio se casó con otro de aquí, con Juan Román Medina”, prosigue la misma persona. Ambos venían de una relación anterior y tenían hijos (ella dos y él uno), pero decidieron pasar por el altar juntos. Su pareja estaba consagrada. O eso parecía. 

Él, algo más mayor, casi llegando a los 60 años, era, en principio, “una persona completamente normal”. Había sido comandante en el Ejército de Tierra y se encontraba en la reserva. En el pueblo, lo conocía todo el mundo. Ya no sólo por su puesto, sino porque acostumbraba a ir al bar a echar una partida de cartas a menudo. “¡Estamos conmocionados! No nos lo esperábamos”, se sorprenden los vecinos, todavía en shock por el suceso que ha roto la tranquilidad de esta pequeña pedanía. 

Estación de Gaucín

Dan la alerta a las 13:30

A las 13:30 horas, una llamada alertó sobre lo que había ocurrido llamando al 112. Avisaba sobe una agresión con arma de fuego que se había producido en una zona conocida en El Colmenar como Estación de Gaucín, justo donde pasan las vías del tren, y que pocos minutos después habían escuchado otro disparo cerca de la casa de la madre de Elena. 

Inmediatamente, los servicios de emergencias se desplazaron a la zona donde ocurrieron los hechos y encontraron los dos cadáveres: el de ella, en la casa de su madre; y el de él, en plena calle. A partir de aquí, toca esclarecer los hechos. No había denuncias previas por maltratos, pero todo indica a que se trataría de un asesinato machista y que Elena, en efecto, sería la trigésimosegunda víctima por violencia de género en lo que va de 2019.

Pero bien, ¿por qué ocurre? En este caso, es imposible dilucidar las causas por las que se produjo, pero Bárbara Zorrilla Pantoja, psicóloga especializada en violencia de género, insiste en que el crimen es la punta del iceberg de una situación anterior. “No pasa de un día para otro”. Lo que no es posible es reconocer a los supuestos agresores. “No hay un perfil concreto, aunque la tendencia es a que sean hombres posesivos, que quieren controlar a la mujer...”. En el caso de Juan Román, en el pueblo tenía buena fama. Pero las apariencias, ya saben, a veces, engañan. En este caso, parece que de puertas para dentro todo era diferente. 

Elena Peinado es la trigésimosegunda mujer asesinada este año por su pareja o expareja. En España, en 2019, también han sido asesinadas María Asunción, de 47 años; ManoliMónica BorrásMonika Asenova, de 29 años;  Piedad, de 51 añosJuana Ureña, de 47 años; Irene LópezNelea, de 22 años;  María Soledad Bobet; Gloria Tornay Naranjo, de 58 años; María José Aboy Guimarey, 43 años; Estrella Domínguez, 63 años; Sheila Chazarro Moyano29 años;Daría Oliva Luna, 20 años; Rosa María Concepción Hernández, 60 años; Rosa Romero Rueda, 69 años;Rebeca Santamalia, de 47 años; Romina Celestede 28 años; Leonor Múñoz González, de 47 años; Rebeca Alexandra Cadete, de 26 años. La serie 'La vida de las víctimas' contabilizó 47 mujeres asesinadas en 2018 y 53 mujeres en 2017.