Santiago perdió la vida tras ser corneado por un toro en un despiste en Benavente (Zamora).

Santiago perdió la vida tras ser corneado por un toro en un despiste en Benavente (Zamora).

Reportajes

La cornada mortal del 'toro enmaromado' a Santiago, el torilero de la plaza de Benavente

En un despiste, el toro le asestó una cornada en el cuello. Santiago es una persona muy querida en su pueblo, donde han decretado dos días de luto.

A Santiago le adoraba todo el pueblo de Benavente. Era una "bellísima persona, que siempre estaba dispuesto a ayudar con cualquier festejo". Su gran pasión eran los toros y uno de ellos fue el causante de su muerte el pasado 16 de junio. Santiago trabajaba como torilero y, en un pequeño despiste, el animal le propinó una herida mortal en el cuello. La Plaza de Toros de Benavente se quedó en silencio, solo se oían los llantos de los vecinos y familiares. Benavente no encuentra consuelo y han decretado dos días de luto

El pueblo de Benavente, situado a menos de 70 kilómetros de Zamora, es un lugar tranquilo. Pocas veces ocurren sucesos que alteren la paz que respira este pequeño municipio al norte de España. Pero, este fin de semana esa calma se ha visto truncada. El municipio está viviendo sus fiestas mayores, las del Toro Enmaromado, que comenzaron el pasado 15 de junio. Este domingo se celebraba a las seis y media de la tarde, la gran eliminatoria de Corte Puro de Novillos en la Plaza de Toros de Benavente.

En la Plaza de Toros de Benavente se estaba celebrando  la eliminatoria de la Liga del Corte Puro.

En la Plaza de Toros de Benavente se estaba celebrando la eliminatoria de la Liga del Corte Puro.

Santiago era muy conocido por todos, "porque proporcionaba siempre mucha ayuda", han comentado vecinos del pueblo a EL ESPAÑOL. Además, estaba casado y había pasado por diversos trabajos, desde empleado en una empresa de construcción hasta llegar al Ayuntamiento. Pertenecía a la peña San Isidro, donde pasaba su tiempo libre y se reunía con sus amigos.

La gran pasión de Santiago: los toros

Santiago dedicaba su tiempo libre a su gran pasión: los toros. Llevaba décadas siendo torilero, es decir, se encargaba de abrir y cerrar la puerta para que el animal entrara al ruedo. Pero este domingo todo se torció. Al comenzar el espectáculo, el hombre no cerró bien la verja de entrada y el toro aprovechó la coyuntura y se volvió, cogiéndole desprevenido. Le asestó una cornada mortal en el cuello que provocó que muriera en el acto. Aun así, fue atendido en la arena, junto a la puerta, mientras el director de lidia intentaba distraer al animal. Primero un cortador, y luego varios más, lograron introducirlo en el callejón y llevarlo a la enfermería. En la plaza reinó el silencio esperándose el trágico final. El espectáculo quedó momentáneamente suspendido. 

Un torilero fallece en la plaza de toros de Benavente.

Las lágrimas comenzaron a inundar el ruedo, que finalizó en un gran aplauso, ovacionando a Santiago. Su muerte ha causado gran impacto en Benavente. El Ayuntamiento ha decretado dos días de luto y la reunión en la Plaza Mayor, pero sin charanga. Además, las banderas se colocarán a media asta y crespones negros.

El pueblo, desconsolado, le rendirá homenaje

Como informa El Correo de Zamora, se ha decidido mantener el chupinazo inaugural de las fiestas, pero las peñas acudirán a la Plaza Mayor sin charangas y durante el acto se realizará un minuto de silencio; la Banda de Música Maestro Lupi interpretará una pieza en memoria y homenaje. Asimismo, tras el chupinazo se ha acordado suspender el gran desfile inaugural de las Peñas oficiales. La tradicional verbena del Barrio El Toril prevista para el lunes a las 23:30 horas ha sido también suspendida. El martes se suspende el Gran Prix previsto a las 17.30 horas.

El Toro Enmaromado es la fiesta más reconocida en Benavente. Declarado Fiesta de Interés Turístico Regional desde 1991 y reconocida como Festejo Taurino Tradicional, el Toro Enmaromado tiene su día grande el miércoles anterior a la festividad del Corpus Christi. Durante sus seis días de celebración, son las peñas las encargadas de dar color y vida a las calles del municipio. Ese día los mozos corren agarrados a una larga maroma sujeta a las astas del toro desarrollándose por un itinerario fijo de las calles de la ciudad.

El fallecimiento de Santiago ha ensombrecido las fiestas más importantes de Benavente. Él era una persona querida por todos, que ayudaba y se mostraba siempre dispuesto a charlar con sus vecinos, ya fuera en la plaza del pueblo o en los bares taurinos. Allí le recuerdan con mucho cariño y como una "bellísima persona". Ahora, el pueblo de Benavente se intenta recuperar de esta gran pena, sumidos en el dolor de perder a su amigo Santiago.