Imagen de la detenida por arrancar a la lengua a su pareja.

Imagen de la detenida por arrancar a la lengua a su pareja.

Reportajes

Adaia le pidió el último beso a su novio antes de que la dejara y le arrancó la lengua y la escupió

La Fiscalía solicita 8 años de prisión para la mujer. Tras el ataque, la mujer se marchó de casa y dejó a su ex pareja desangrándose. 

Adaia López Esteve vive en Barcelona y el 27 de junio de 2017 su novio rompió con ella. Adaia, en ese momento, le pidió un último beso. En el momento en que los labios de ambos se tocaron la mujer apretó los dientes y le arrancó la lengua de un solo mordisco. 

Ahora, la Fiscalía solicita una condena de 8 años de prisión para la joven, que tiene 24 años. 40 tenía su pareja en el momento de los hechos. Da cuenta de esta turbulenta historia el medio El Taquígrafo. Fue el comportamiento de Adaia, al parecer, el que habría hecho que el agraviado pusiese fin al noviazgo. Las investigaciones y los datos aportados por la Fiscalía explican que sus arrebatos y su violencia en el día a día provocaron que su pareja quisiese abandonar la convivencia y la relación. 

Ambos se conocieron a través de una página de contactos. Tras conocerse, quedaron y se gustaron y mantuvieron una relación que duró hasta el año 2017. Luego pasaron cosas. El comportamiento de ella habría sido, al parecer, el detonante de todo. En una ocasión Adaia llegó a destrozar objetos en la casa antes de marcharse, ante la estupefacción de su pareja. 

El hombre es vecino de Vilanova i la Geltrù (Alt Penedès). Retomaron la relación tras un breve tiempo separados. Los problemas, sin embargo, también regresaron. Así que la presunta víctima decidió cortar de forma definitiva con ella. Adaia se había marchado de la casa, frustrada y triste por la ruptura. Volvió algo después con ganas de pedir una segunda oportunidad.

Él no cedió a sus peticiones. Así que esa noche de principios del verano de 2017, tras el último abrazo, llegó el último beso. En ese momento llegó el mordisco. La lengua del hombre quedó colgando de su boca hasta que la escupió al suelo. Cogió la puerta y se marchó, dejando tras ella a su pareja desangrándose. 

Un vecino escuchó los gritos de dolor de la víctima, y pronto pudo ser trasladada al hospital. Ella, más tarde, fue detenida.

La versión de Adaia

La joven se negó en aquel momento a declarar. Fue puesta en libertad con cargos, pero ahora se sienta en el banquillo de la Audiencia Provincial de Barcelona. Sin embargo, también ha dado su versión de los hechos en El Taquígrafo, donde explica que él llegó a someterla a todo tipo de vejaciones y abusos. 

Su versión de los hechos previos a ese último beso dista mucho de la versión de la fiscalía y de la acusación. Dice que tras la intervención de los Mossos d'Esquadra se produjo la primera ruptura. Ella lo cuenta así:

-"He sufrido malos tratos por un hombre de casi 20 años más que yo. Me violaba y yo ya no quería estar con él, me amenazaba e incluso drogaba. Tengo 24 el 40 y algo, era mi profesor. Me amenazaba para que estuviera con él y sabía que lo que más valoraba era la libertad y me decía que si no estaba con él me encerraba como hizo mi madre. Yo ya pasé un juicio en Reus que obviamente gané porque vino el vecino que teníamos en Reus y le hicieron declarar. Dijo que llamó a la policía porque escuchaba una chica chillar diciendo por favor déjame que me vas a matar".