La maniobra de José Luis resultó decisiva para salvarle la vida al vecino.

La maniobra de José Luis resultó decisiva para salvarle la vida al vecino.

Reportajes

José Luis, el policía que salvó la vida a un hombre atragantado por un trozo de carne en feria

Un agente fuera de servicio a un ciudadano al que se le había quedado atrapado un trozo de ternera. 

José Luis Estrada Cantero es policía nacional y es de Media Sidonia (Sevilla). El sábado no estaba de servicio porque se dirigía a la feria del pueblo y esperaba a entrar en el concierto que allí daban Andy & Lucas. Los hechos sucedieron la noche del sábado en la caseta municipal. Fue entonces cuando el agente salvó a un hombre de morir ahogado cuando se estaba asfixiando con un trozo de carne.

El hecho sucedió en la noche del sábado en la caseta municipal cuando el joven agente y la victima estaban esperando el comienzo del concierto de "Andy & Lucas". Eran las 11 y media de la noche en la caseta del Prado de la Feria y la víctima estaba cenando en ese lugar. 

Cuando sucedieron los hechos, el policía lo vio y se identificó ante sus compañeros. La persona que estaba consumiendo un plato de carne no pudo tragar un trozo por lo que inmediatamente comenzó a fallarte el aire cayendo al suelo inconsciente.

Maniobra Heimlich

Entonces entró el agente Estrada. La familia, amigos y personas que estaban alrededor de la victima enseguida se pusieron nerviosos arremolinándose frente a ellos. Cuando el hombre presentaba preocupante estado por el atragamiento, llegaron dos enfermeros que estaban comiendo en la misma caseta intentaron sacarle el trozo de carne de la garganta y no consiguieron su propósito.

A José Luis no le dejaban pasar, y cuando finalmente lo logró, nada más ver al hombre se percató de que sucedía algo extraño. 

Se dio cuenta de que se iba a morir y que se estaba debilitando, así que se abrió paso entre la gente y logró salvar al hombre de una muerte segura practicándole la conocida como maniobra de Heimlich, la compresión abdominal, procedimiento de primeros auxilios que que sirve para desatascar el conducto respiratorio, normalmente bloqueado por un trozo de alimento o cualquier otro objeto. Es una técnica efectiva para salvar vidas en caso de asfixia por atragantamiento.

Cuando hizo presencia la ambulancia el hombre había recuperado la respiración, se puso de pie por si mismo y fue trasladado al centro de salud. El agente había realizado la buena labor del día y ya podía irse al concierto de Andy & Lucas.