Sofía, Bieito y Sara, de izquierda a derecha, se graduaron el martes en el IES  Illa de San Simón, en Redondela.

Sofía, Bieito y Sara, de izquierda a derecha, se graduaron el martes en el IES Illa de San Simón, en Redondela.

Reportajes

Sofía, Bieito y Sara: los jóvenes recién graduados fallecidos en Vigo cuando volvían de la playa

Estudiaban en un instituto de Redondela y viajaban en la parte trasera de un coche, que según la Guardia Civil iba a más velocidad de la permitida.

Sara, Sofía y Bieito, de 17 años, volvían, junto a otros dos compañeros de instituto, de disfrutar de un día en la playa. Habían terminado los exámenes, eran felices y querían celebrarlo. Pero, lo que pareció una tarde perfecta, marcada por las risas, el sol y la playa, se convirtió en tragedia una vez caído el sol. Los tres han muerto en un accidente de tráfico y la fiesta sorpresa por el 18 cumpleaños de Sara, que habían organizado sus amigos con tanto cariño, nunca podrá celebrarse.

Sara, que iba a cumplir 18 años este domingo, estaba muy unida a Sofía, la otra chica fallecida.

Sara, que iba a cumplir 18 años este domingo, estaba muy unida a Sofía, la otra chica fallecida.

El Peugeot 207 en el que viajaban se salió de la vía, a la altura del kilómetro 0.500 de la AP-9 en Vigo, chocó contra el guardarraíl y una columna y acabó atrapado en la mediana. Los tres, que ocupaban el asiento trasero, corrieron la peor de las suertes. Una de las jóvenes salió despedida del vehículo, mientras que los otros dos se quedaron atrapados dentro del automóvil, que estaba totalmente destrozado. Todos ellos fueron traslados a los hospitales Álvaro Cunqueiro y Fátima de Vigo. El piloto y el copiloto del Peugeot -de 18 y 17 años- llegaron con heridas graves, pero no se teme por su vida. Sara C.V, Sofía P.H y Bieito L.R son las únicas víctimas mortales. 

El accidente se produjo en la AP-9 y, según apunta la Guardia Civil, se debió a un exceso de velocidad.

El accidente se produjo en la AP-9 y, según apunta la Guardia Civil, se debió a un exceso de velocidad.

La Guardia Civil ha confirmado que el accidente se debió debido al exceso de velocidad del vehículo, que hizo que este volcara en una de las bifurcaciones de la carretera. El conductor perdió el control del vehículo tras cruzar el puente de Rande, en dirección Vigo y se salió de la autopista. No hubo más automóviles implicados en el accidente, que se produjo en un tramo recto. 

Sofía, Sara y Bieito, un futuro por delante

Los cinco adolescentes llevaban una vida de lo más normal; estudiaban en el IES Illa de San Simón eran “buena gente, buenos estudiantes, algunos deportistas”, como les ha descrito el alcalde de Redondela, su ciudad natal. Todos ellos residían en esta localidad gallega, mientas que Bieito era natural de Pazos de Borbén. Como muestran las redes sociales, exprimían cada segundo de su vida; se iban de fiesta, disfrutaban del amor y recorrían los lugares más especiales. Juntos. Siempre.

Sofía disfrutaba jugando al fútbol, pero también haciendo surf.

Sofía disfrutaba jugando al fútbol, pero también haciendo surf.

Sofía era una buena deportista, jugaba en uno de los equipos del RC Celta, como mediapunta. Su pasión era la pelota, pero también se le daba bien el surf, que practicaba en la playa de Nigrán, en la costa de Galicia. Además, tampoco perdía la oportunidad de viajar y había estado en Nueva York, Amsterdam y Londres. Este último lo había realizado junto a su amigo Bieito, otro de los fallecidos en el accidente mortal.

El joven, natural de la localidad de Pazos de Borbén, acababa de terminar el Bachillerato y se preparaba para una de las etapas más especiales de su vida: la universidad. Había pasado por las categorías base del club de fútbol del Choco, aunque lo había abandonado para jugar en el Nespereira de Pazos. "Era un chaval querido, que jugaba con los Juveniles, el equipo está destrozado", explica la Unión Deportiva en conversación telefónica con EL ESPAÑOL.

Sofía y Beitio se fueron juntos a Londres de viaje de fin de curso.

Sofía y Beitio se fueron juntos a Londres de viaje de fin de curso.

Todos ellos se habían graduado hace pocos días, concretamente el pasado martes. Eran buenos estudiantes. Tenían un futuro prometedor. 

"Sara era un golpe de aire fresco, siempre sonriente"

Sara también lo tenía todo para triunfar: buenas notas, buenos amigos y ganas de comerse la vida. Al igual que sus compañeros, había recorrido medio mundo. Uno de sus últimos viajes lo había hecho con Sofía, Sara y otra amiga a Biarritz, en Francia. Le gustaba comer, la moda, la fotografía y mostrar su día a día en redes sociales, donde era muy activa. “Estar con Sara era un golpe de aire fresco para todos, siempre sonriente y haciendo el tonto. Eran risas aseguradas”, explica una amiga en conversación con EL ESPAÑOL. A ella le encantaba la economía y viajar, pero sobretodo esto último. “Con su carácter lo mismo hubiera marchado a cualquier parte del mundo. Nos esperaba un gran verano con 18 años”, confiesa, apenada, una de sus mejores amigas. El domingo era su cumpleaños, todos ellos le habían organizado una fiesta sorpresa por su 18 cumpleaños.

Sara, Sofía y una amiga en Biarritz, uno de sus últimos viajes.

Sara, Sofía y una amiga en Biarritz, uno de sus últimos viajes.

Las tres familias están hundidas, todos en la localidad de Redondela están desolados. Además, la comunidad educativa y, en especial, los profesores y alumnos del instituto donde estudiaban están consternados, como ha comentado fuentes del ayuntamiento de la localidad a EL ESPAÑOL.

Sara, Sofía y Bieito salieron de su casa de Redondela para pasar un día en la playa. Se habían graduado, los exámenes ya habían pasado y ahora se preparaban para la universidad y para disfrutar de su primer verano con mayoría de edad. Eran felices; tenían pareja y se rodeaban de buenos amigos. Pero todo se truncó en esa recta de la AP-9. Redondela ha decretado dos días de luto.