La residencia San José, en una localidad de Orense, donde han tenido lugar los hechos.

La residencia San José, en una localidad de Orense, donde han tenido lugar los hechos. E.E.

Reportajes

Un guardia civil se pega un tiro en la cabeza en el geriátrico de Orense donde trabaja su mujer

Carlos Lozano, jefe del servicio cinológico de la Guardia Civil, ha sido trasladado al hospital aún con vida pero finalmente ha fallecido.

Carlos Lozano, el jefe del servicio cinológico de la Guardia Civil, se ha pegado un tiro en la cabeza este martes un tiro en la residencia de ancianos en la que trabaja su mujer. El hombre ha sido trasladado al hospital justo después de los hechos y aunque estaba aún con vida, finalmente ha fallecido.

El suceso ha tenido lugar en la residencia de ancianos San José, en la localidad de Rairo, en Orense. Tras conocerse el hecho, hasta el lugar se han trasladado agentes de la Policía Nacional y la Policía Local así como los servicios de emergencias, según ha informado La Voz de Galicia. Aunque se encontraba con vida, poco después ha fallecido.

Según han relatado al diario, Lozano llegó al centro donde trabaja su mujer en torno a las 8:45 y preguntó por ella. Subió hasta la segunda planta, donde ella estaba cuidando a un interno y su mujer le dijo que esperara en una sala contigua. Cuando salió, Lozano gritó su nombre y, sin mediar más palabra, se pegó un tiro en la cabeza

Lozano es el jefe del servicio cinológico de la benemérita, es decir, el centro de adestramiento de agentes caninos, que tiene su sede en Orense. Según sus conocidos, Lozano era una persona dentro de la normalidad y no le habían notado nada que llamara la atención en los últimos días.