Punto de Carga de vehículo eléctrico. Foto: Europa Press

Punto de Carga de vehículo eléctrico. Foto: Europa Press

Reportajes

El mapa del pánico del coche eléctrico: los pocos puntos de carga provincia a provincia

Las dos Castillas y Extremadura, las provincias con menos Puntos de Carga. Barcelona y Madrid son las que más tienen. 

Poco a poco, el coche eléctrico va formando parte del parque automovilístico español a pesar de contar con uno de los ratios de vehículos más bajos de toda Europa. Comparando el último febrero con el del año anterior, las ventas se han incrementado un 107%, con 1.004 vehículos eléctricos matriculados. Pero la distribución por provincias de esas ventas es inmensamente irregular, ya que Madrid acaparó 805 matriculaciones del total

Pero bien, ¿dónde no es recomendable, a día de hoy, comprarse un eléctrico por número de Puntos de Carga? A eso vamos...

En Electromaps, la guía básica para cualquier conductor de coches eléctricos. En ella, y por aporte de sus usuarios, se pueden encontrar geográficamente todos los Puntos de Carga que hay en el país, con una definición de sus detalles y características. Es, probablemente, la fuente que más se aproxima a la cifra real.

Mapa de la web electromaps

Mapa de la web electromaps

Con un simple vistazo, se puede constatar que hay 4.181 en todo el país. Esta cifra no hay que tomarla al pie de la letra, ya que en ella se engloban todo tipo de puntos, como por ejemplo los que ofrecen los supermercados, hoteles, tiendas o restaurantes, puntos públicos, de particulares o privados. Eliminando los dos últimos subgrupos, se obtienen los que cualquier persona podría utilizar al margen de los posibles gastos adicionales que pudieran conllevar. 

En este sentido, y sólo tomando estos datos, hay provincias donde tener un eléctrico es un suicidio. En Soria y Guadalajara, por ejemplo, tan solo hay 12; en Lérida y Lugo, apenas si cuentan con 13; y en Albacete, Ciudad Real y Zamora no superan los 14. 

Provincia Puntos de Carga Provincia Puntos de Carga Provincia Puntos de Carga
1. Barcelona 570 17. Pontevedra 50 33. Jaén 22
2. Madrid 393 18. Guipúzcoa 49 34. Palencia 22
3. Alicante 156 19. Castellón 46 35. Huelva 21
4. Valencia 154 20. Cádiz 41 36. Teruel 20
5. Gerona 134 21. Badajoz 36 37. Ourense 20
6. Tarragona 107 22. Granada 35 38. Ávila 18
7. Murcia 107 23. Burgos 35 39. Córdoba 16
8. Asturias 96 24. Salamanca 35 40. Segovia 16
9. Málaga 95 25. Cáceres 33 41. Albacete 14
10. La Coruña 64 26. Almería 30 42. Ciudad Real 14
11. Navarra 62 27. León 30 43. Zamora 14
12. Sevilla 59 28. La Rioja 30 44. Lérida 13
13. Vizcaya 58 29. Álava 30 45. Lugo 13
14. Zaragoza 57 30. Huesca 29 46. Guadalajara 12
15. Cantabria 50 31. Toledo 29 47. Soria 12
16. Valladolid 50 32. Cuenca 23

Barcelona encabeza la instalación de Puntos de Carga muy alejada del resto de provincias. Se observa que, quitando Madrid, las provincias que más puntos albergan son las que se encuentran más próximas a las costas, quedando por debajo las dos Castillas, Extremadura y parte de Andalucía.

Pero claro, el hecho de que en una provincia haya más Puntos de Carga no quiere decir que cargar un eléctrico por sus calles, por sus carreteras, sea más cómodo para el conductor. De ello también depende la distancia que haya que recorrer para poder cargarlo, y el número de vehículos eléctricos que compitan por ese mismo cargador.

Al cruzar la superficie con el número de Puntos de Carga de cada provincia (en kilómetros cuadrados), se obtiene el dato de cuántos kilómetros cuadrados hay colocado un Punto de Carga:

Provincia km2/PC Provincia km2/PC Provincia km2/PC
1. Barcelona 14 17. Valladolid 162 33. Toledo 530
2. Madrid 20 18. Navarra 168 34. Huesca 539
3. Alicante 37 19. La Rioja 168 35. Cáceres 602
4. Vizcaya 38 20. Cádiz 181 36. Badajoz 605
5. Guipúzcoa 40 21. Sevilla 238 37. Jaén 613
6. Gerona 44 22. Almería 293 38. Teruel 741
7. Tarragona 59 23. Zaragoza 303 39. Cuenca 745
8. Valencia 70 24. Salamanca 353 40. Zamora 754
9. Málaga 77 25. Granada 361 41. Lugo 758
10. Pontevedra 90 26. Ourense 364 42. Soria 859
11. Álava 101 27. Palencia 366 43. Córdoba 861
12.  Murcia 106 28. Burgos 408 44. Lérida 936
13. Cantabria 106 29. Segovia 433 45. Guadalajara 1.018
14. Asturias 110 30. Ávila 447 46. Albacete 1.066
15. La Coruña 124 31.Huelva 482 47. Ciudad Real 1.415
16. Castellón 144 32. León 519

Más o menos, las tendencias son las mismas. En las provincias del interior, salvo en el caso de Madrid, hay que recorrer mayores distancias para encontrar un punto en el que cargar el vehículo. Llama la atención el caso de las provincias vascas, las cuales ascienden posiciones respecto al listado anterior. Aunque tienen menos zonas en las que poder recargar baterías, la distancia a recorrer entre puntos es menor. Este dato es orientativo, ya que la mayoría de puntos se localicen en las grandes poblaciones, pero puede servir como indicativo.

Estación con Punto de Carga

Estación con Punto de Carga EFE

Si, de forma paralela, se cruza el número de vehículos con los puntos de carga, se puede obtener el promedio de coches que optan a cada Punto de Carga. Lamentablemente, no hay registro del número de coches eléctricos por provincias, pero sí por Comunidades Autónomas, gracias al informe recientemente publicado "Guía de Movilidad Eléctrica para las entidades Locales, elaborado por IDAE, Red Eléctrica de España y la Federación Española de Municipios y Provincias:

Comunidades Autónomas VE VE/PC
1. Asturias 427 4,4
2. Castilla y León 1.061 4,6
3. Cantabria 311 6,2
4. Extremadura 523 7,6
5. Galicia 1.150 7,8
6. La Rioja 262 8,7
7. Castilla La Mancha 847 9,2
8. Aragón 1.033 9,7
9. Navarra 606 9,8
10. Región de Murcia 1.075 10,0
11. País Vasco 1.747 12,8
12. C. Valenciana 5.339 15,0
13. Andalucía 6.424 20,1
14. Cataluña 16.708 20,3
15. Madrid 21.672 55,1

Aquí, los datos cambian más. Asturias y Cantabria, sin ser de interior, son de las comunidades que más Puntos de Carga tienen en función de los coches eléctricos matriculados en sus áreas. Madrid, aquí, sería la peor parada, contando con un Punto de Carga por cada 55 vehículos. Problablemente, las provincias con menos puntos no sean las más idóneas para tener un coche eléctrico, pero tener un punto cerca de casa supondría una gran ventaja respecto a vivir en provincias con más puntos, ya que el número de vehículos que tienen que disputar la plaza se ve más o menos correspondido.

¿Qué hay de las islas?

Isla (Baleares) Puntos de Carga Superficie Km2/PC Coches  Coches por punto
Mallorca 237 3640 15
Menorca 41 701 17
Ibiza 60 572 10
Formentera 28 83 3
TOTAL BALEARES 366 4996 14 1.951 5
Isla (Canarias) Puntos de Carga Superficie Km2/PC Coches  Coches por punto
El Hierro 8 268 34
La Palma 10 708 71
La Gomera 4 369 92
Tenerife 83 2034 25
Gran Canaria 55 1560 28
Fuerteventura 19 1659 87
Lanzarote 12 845 70
La Graciosa 0 29
TOTAL CANARIAS 191 7472 39 1.912 10

Tanto las Islas Baleares, como las Islas Canarias, son un escenario ideal para el eléctrico. El tamaño de las islas y el propio hecho de estar rodeadas de mar, hace que las distancias a recorrer no sean grandes. Además, cuentan con una red de carga que, en comparación con el resto de provincias, no está nada mal. 

Contexto eléctrico

Todo esto contrasta con lo exhibido en el Salón de Ginebra 2019, la feria de coches más importante de Europa y una de las más grandes de todo el planeta: el mundo automovilístico apuesta por el vehículo eléctrico (VE). Prácticamente todas las grandes marcas han presentado prototipos, y los que no lo han hecho se debe a que ya cuentan con uno o varios modelos en su gama de vehículos en venta.

Audi tiene dos versiones conceptuales que están a la vuelta de la esquina; BMW, que ya cuenta con el i3, ha enseñado toda una flota de híbridos enchufables; Citröen ha mostrado su particular visión del coche urbanita, al igual que Fiat o Seat, que además ha exhibido el esperado e-Born; Honda ha hecho lo propio con un compacto y tanto Kia como Nissan con sus respectivos SUV; Peugeot, de lo más destacado del Salón, un renovado 208 que destaca por su diseño. Y, por último, Polestelar (marca destinada a rivalizar con Tesla) ha presentado su modelo '2'. Y aun así faltarían por mencionar ejemplos tanto de marcas de lujo como de marcas más desconocidas en el mercado español.

Presentación del Fiat Centoventi durante el Salón de Ginebra

Presentación del Fiat Centoventi durante el Salón de Ginebra EFE

La nueva tendencia entre los fabricantes puede responder a dos motivos: por la propia voluntad, pero también por la imposición. 

Por un lado, los compromisos alcanzados en el Acuerdo de París por casi toda la comunidad internacional para limitar el aumento de las temperaturas a 1,5ºC obliga, entre otras medidas, a modificar radicalmente el parque de vehículos (el sector del transporte es uno de los mayores emisores de gases contaminantes del planeta). 

Por otro lado, y en relación al motivo anterior, los gobiernos cada vez están respondiendo con mayor dureza al desafío climático. En el caso de España, el pasado mes de noviembre se anunció la prohibición de la matriculación de vehículos diésel, gasolina e incluso híbridos a partir del año 2040, y su circulación en la década siguiente.

Las grandes marcas, bien por convicción propia, bien por no perder la confianza sobre su imagen, bien por imposición, se están subiendo al carro de los eléctricos.

El ejemplo más claro de este nuevo paradigma en Europa se puede encontrar en Noruega. Según el informe EV Readiness Index 2019, el país nórdico matriculó 52.038 vehículos eléctricos en 2018. Según datos internos del país noruego, el 52% de los coches vendidos fueron eléctricos o híbridos.

En dicho informe, que ha analizado 22 países del continente, aparece en segundo lugar en el ránking de matriculaciones Alemania, con 50.245, Reino Unido en el tercero, con 44.883, y Francia en el cuarto con 31.113. En consecuencia, estos países albergan respectivamente 11.136, 13.043, 6.500 y 16.456 Puntos de Carga.

¿Qué hay de España? 

La última nota de prensa de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) cuenta que las matriculaciones de VE en febrero de 2019 aumentaron un 107% respecto al febrero pasado, situándose en 1.004 unidades matriculadas en este segundo mes del año. A pesar de que los datos sobre el eléctrico cada vez son más optimistas, continuamos lejos de nuestros países vecinos. La cuota de mercado de los VE en febrero se situó e el 0,84%. Los datos del informe anteriormente mencionado recogen que las matriculaciones en 2018 fueron 7,456 y que contamos con 1.493 Puntos.

Las causas de la lentitud del despegue de los coches eléctricos en España son bien conocidas: precios y autonomía.

El precio medio de estos vehículos ronda los 30.000 euros. Las ayudas que el Gobierno prometió ofrecer a los nuevos compradores es de 5.500€. Al margen del plan nacional, pocas comunidades cuentan con sus propios planes de ayuda a la compra de estos vehículos. País Vasco ofrece 3.000 euros de descuento para eléctricos, y cantidades menores para el resto de vehículos que cuenten con un certificado energético A o superior; de 1.300 a 5.500 euros es lo que actualmente viene ofreciendo la Comunidad de Madrid; Castilla La Mancha ayuda hasta con 8.000 euros en función de la autonomía del coche que se pretenda adquirir; y Andalucía ya agotó las solicitudes para su propio plan.

Tesla Model 3, vehículo eléctrico más vendido en España en febrero

Tesla Model 3, vehículo eléctrico más vendido en España en febrero

Echando un vistazo al mercado, como mínimo la adquisición de uno de estos vehículos podría salir por unos 17.000 euros. Caro si se compara con las especificaciones técnicas de sus competidores contaminantes por el mismo precio. No tanto si se mira más por el ahorro que puede suponer a largo plazo.

Sobre las autonomías de las baterías, hoy llegan hasta los 500 kilómetros, pero solamente en algunos casos contados. Los Tesla, el Kona de Huyndai lo roza y poco más. Eso sí, sus precios son los que engordan la media.

Con un enchufe normal y corriente en nuestro garaje, la autonomía de las baterías no tiene por qué ser un problema. Y más teniendo en cuenta que, de media, pocos conductores realizan al día más de 100 kilómetros en sus trayectos.

Sin enchufe, toca cargarlo fuera. Como ya contamos en EL ESPAÑOL, en una ciudad como Madrid (la segunda con más Puntos de Carga) puede resultar una tarea difícil por la ocupación de los puntos de suministro. Ni que decir tiene que en parte de Andalucía, Extremadura y las dos Castillas es prácticamente un suicidio. 

E