El restaurante Riff en Valencia. Arriba a la derecha, su propietario, el chef alemán Bernd H. Knöller.

El restaurante Riff en Valencia. Arriba a la derecha, su propietario, el chef alemán Bernd H. Knöller.

Reportajes

La mujer intoxicada tras comer en el restaurante Riff murió por aspirar su propio vómito

Esta es la conclusión a la que han llegado los forenses del Instituto de Medicina Legal de Valencia tras realizar la autopsia preliminar.

La mujer de 46 años fallecida en el restaurante valenciano Riff el pasado 16 de febrero tras comer un arroz con setas murió por aspirar su vómito, según apunta la autopsia preliminar.

La mujer podría haber sufrido un episodio de hiperémesis (no poder parar de vomitar), quedándose semiinconsciente y padeciendo una broncoaspiración.

Según esta hipótesis, la fallecida colapsó de esta manera sus vías respiratorias, hecho que produjo su ahogamiento y que los esfuerzos de sus familiares por reanimarla no tuvieran éxito. Esta es la conclusión de una autopsia preliminar realizada por el Instituto de Medicina Legal de Valencia. De confirmarse esta teoría, la duda quedaría en saber qué fue lo que produjo exactamente el episodio de hiperémesis.

Actualmente se barajan tres posibilidades: que la mujer presentara una hipersensibilidad a alguno de los ingredientes que ingirió en el menú de degustación; que padeciera una patología no diagnosticada con anterioridad y que se viera agravada por la ingesta de algún producto determinado; o que la intoxicación se produjera como consecuencia del mal estado de las setas que incorporaba el plato, las llamadas colmenillas.

Ayer se conoció que estas fueron importadas desde China y distribuidas desde Castilla y León. Las autoridades castellanaleonesas procedieron, tras el aviso de la Consellería, a retirar todas las partidas que se enviaron a más restaurantes y que, por el momento, se conoce que afectaron a otras 30 personas.